El punto G
Foro de debate general sobre cualquier tema de basket

2562 mensajes
Avatar de Usuario
SHaRiN
Mensajes: 134
Registrado: 15 Feb 2007, 16:19
Ubicación: aL NoRTe De SeViLLa

por SHaRiN » 24 Ene 2009, 17:09

¿Habéis leido la última entrada de este blog?

Gonzalo Vázquez escribió:Viernes, 23 de Enero de 2009

Hasta siempre, Alonzo

Perdimos la cuenta de las veces que Mourning dijo basta. Pero ya no hace falta seguir contando. Porque esta vez se va para siempre.

Imagen

Su adiós pone fin a una era que creyó poder seguir pariendo pívots de la vieja escuela, de una academia que de Georgetown a UCLA defendía unos principios platónicos que Shaquille mandó al carajo a las primeras de cambio. No es que Alonzo prometiera. Es que, como Mutombo, se vio de repente entre dos aguas de la historia: la terna intocable formada por Ewing, Olajuwon y Robinson, y la nueva era abierta por su coetáneo Shaquille O’Neal, que tan sólo aguardaba la muerte de Jordan.

Era como si Mourning, estrenado al mundo con el fracaso mundialista de 1990, quedara ya vetado a cualquier hegemonía. Y Mourning eligió entonces la utilidad, el papel de contributor al equipo que le ofreciera un destino. Ese primer destino tuvo lugar en los desaparecidos Hornets de Charlotte, junto a Larry Johnson y el inolvidable Tyronne Bogues. Su primera postemporada, la primera en la historia del equipo, asomó cimas que a la postre no se alcanzaron. Mourning fue el autor de la puñalada a los Celtics en primera ronda y el principal problema de Ewing a la siguiente. Tal fue así que Pat Riley quedaría enamorado de aquella joven fiera prometiendo en su fuero interno hacerse con él en algún momento del futuro. Parecía imposible que la pareja Mourning-Johnson quedara rota. Como Webber y Howard, habían nacido juntos y parecía unirles un compromiso que iba más allá del juego. Pero el juego no sabe de amigos y años después resultaría doloroso contemplar cómo Mourning y Johnson acababan a puñetazo limpio en un partido del Madison, cuando Johnson ya era de los Knicks y Mourning el mástil de los Miami Heat.

Hasta Wade no es posible encontrar en la trayectoria de los de Florida una personalidad más relevante que la de Mourning. Su papel en la gran Historia no ha sido prioritario. Y sin embargo no se puede entender el periodo más crudo que haya conocido el baloncesto NBA sin su figura. Cuando la pintura se hizo trinchera, el baloncesto batalla y los jugadores armamento muscular, Mourning encontró su sitio. Un cuerpo de roca, unos brazos como coníferas y la imposibilidad de sustraerle el balón, eran suficientes para que Riley siguiera en activo creyendo poder repetir su gesta inacabada en la Gran Manzana.

El tiempo es el principal enemigo del cuerpo. A excepción de Alonzo Mourning. Porque a cada nueva reaparición, como si burlase el riñón que su hermano tuvo que prestarle para salvar la vida, exhibía una anatomía más monstruosa, una fuerza mayor, una intensidad más incandescente y una actitud en el parqué que le hacía enemigo de todos. Si el paso de los años hace perder entusiasmo a la mayoría, ahí Mourning también resultó una excepción. No había acción de juego en la que sus venas no parecieran querer reventar. Un exceso que despertaba temor y uno de esos paradójicos ejemplos que como Mahorn o Petrovic terminan diciendo: “Es un auténtico caballero fuera de pista”.

De quién era en realidad este sujeto dan prueba los últimos minutos de las Finales de 2006, cuando Zo, a sus 35 mil años y por unos instantes cruciales, fue el jugador más importante de cuantos estaban en pista. Porque era su momento. Y habría sido capaz de matar por que nadie se lo arrebatara. Allí acabó su carrera y de repente todo había tenido sentido.

Mourning debiera aparecer en toda antología que recogiese a los jugadores más duros que haya dado el baloncesto sin el uso de la violencia. Uno de esos tipos con los que acudir a toda guerra. Su presencia nunca fue testimonial. Hasta el punto que de haber acabado en los Celtics por unos meses como se venía insinuando, no habría rival este año para ellos.

Descanse ahora quien nunca conoció la paz.


Cachis en la mar... si hasta me pensaba que el bueno de Zo había fallecido... menos mal que después de "googlear" me he dado cuenta de que lo que ha pasado, es que anunció su retirada definitiva de la competición el Jueves... que sustos...

Saludos !!!!
Imagen

Avatar de Usuario
Estupendo Man
Mensajes: 514
Registrado: 24 Jun 2008, 10:53

por Estupendo Man » 25 Ene 2009, 23:28

SHaRiN escribió:¿Habéis leido la última entrada de este blog?

Gonzalo Vázquez escribió:Viernes, 23 de Enero de 2009

Hasta siempre, Alonzo

Perdimos la cuenta de las veces que Mourning dijo basta. Pero ya no hace falta seguir contando. Porque esta vez se va para siempre.

Imagen

Su adiós pone fin a una era que creyó poder seguir pariendo pívots de la vieja escuela, de una academia que de Georgetown a UCLA defendía unos principios platónicos que Shaquille mandó al carajo a las primeras de cambio. No es que Alonzo prometiera. Es que, como Mutombo, se vio de repente entre dos aguas de la historia: la terna intocable formada por Ewing, Olajuwon y Robinson, y la nueva era abierta por su coetáneo Shaquille O’Neal, que tan sólo aguardaba la muerte de Jordan.

Era como si Mourning, estrenado al mundo con el fracaso mundialista de 1990, quedara ya vetado a cualquier hegemonía. Y Mourning eligió entonces la utilidad, el papel de contributor al equipo que le ofreciera un destino. Ese primer destino tuvo lugar en los desaparecidos Hornets de Charlotte, junto a Larry Johnson y el inolvidable Tyronne Bogues. Su primera postemporada, la primera en la historia del equipo, asomó cimas que a la postre no se alcanzaron. Mourning fue el autor de la puñalada a los Celtics en primera ronda y el principal problema de Ewing a la siguiente. Tal fue así que Pat Riley quedaría enamorado de aquella joven fiera prometiendo en su fuero interno hacerse con él en algún momento del futuro. Parecía imposible que la pareja Mourning-Johnson quedara rota. Como Webber y Howard, habían nacido juntos y parecía unirles un compromiso que iba más allá del juego. Pero el juego no sabe de amigos y años después resultaría doloroso contemplar cómo Mourning y Johnson acababan a puñetazo limpio en un partido del Madison, cuando Johnson ya era de los Knicks y Mourning el mástil de los Miami Heat.

Hasta Wade no es posible encontrar en la trayectoria de los de Florida una personalidad más relevante que la de Mourning. Su papel en la gran Historia no ha sido prioritario. Y sin embargo no se puede entender el periodo más crudo que haya conocido el baloncesto NBA sin su figura. Cuando la pintura se hizo trinchera, el baloncesto batalla y los jugadores armamento muscular, Mourning encontró su sitio. Un cuerpo de roca, unos brazos como coníferas y la imposibilidad de sustraerle el balón, eran suficientes para que Riley siguiera en activo creyendo poder repetir su gesta inacabada en la Gran Manzana.

El tiempo es el principal enemigo del cuerpo. A excepción de Alonzo Mourning. Porque a cada nueva reaparición, como si burlase el riñón que su hermano tuvo que prestarle para salvar la vida, exhibía una anatomía más monstruosa, una fuerza mayor, una intensidad más incandescente y una actitud en el parqué que le hacía enemigo de todos. Si el paso de los años hace perder entusiasmo a la mayoría, ahí Mourning también resultó una excepción. No había acción de juego en la que sus venas no parecieran querer reventar. Un exceso que despertaba temor y uno de esos paradójicos ejemplos que como Mahorn o Petrovic terminan diciendo: “Es un auténtico caballero fuera de pista”.

De quién era en realidad este sujeto dan prueba los últimos minutos de las Finales de 2006, cuando Zo, a sus 35 mil años y por unos instantes cruciales, fue el jugador más importante de cuantos estaban en pista. Porque era su momento. Y habría sido capaz de matar por que nadie se lo arrebatara. Allí acabó su carrera y de repente todo había tenido sentido.

Mourning debiera aparecer en toda antología que recogiese a los jugadores más duros que haya dado el baloncesto sin el uso de la violencia. Uno de esos tipos con los que acudir a toda guerra. Su presencia nunca fue testimonial. Hasta el punto que de haber acabado en los Celtics por unos meses como se venía insinuando, no habría rival este año para ellos.

Descanse ahora quien nunca conoció la paz.


Cachis en la mar... si hasta me pensaba que el bueno de Zo había fallecido... menos mal que después de "googlear" me he dado cuenta de que lo que ha pasado, es que anunció su retirada definitiva de la competición el Jueves... que sustos...

Saludos !!!!


Joder, a mí me ha pasado lo mismo... Pensé que había muerto...


Que susto

Avatar de Usuario
scopby
Mensajes: 16
Registrado: 20 Dic 2007, 09:58
Ubicación: graná city

por scopby » 02 Feb 2009, 20:45

magnifica entrada de blog sobre "la sombra" de jordan. En estos últimos años, que son en los que ha crecido mi interes por la nba, me ha llamado mucho la atención el hecho tan bien redactado, que todo anotador exterior y atletico vivira siempre bajo "la sombra", y es injusto.

Avatar de Usuario
Malo de Molina
Super Administrador
Mensajes: 2208
Registrado: 30 Nov 2001, 18:05

por Malo de Molina » 03 Feb 2009, 02:08

Publicamos una nueva entrada de G Vázquez: El hechicero sin Bynum

meej
Mensajes: 67130
Registrado: 29 Mar 2005, 12:23

por meej » 04 Feb 2009, 09:27

Siento volver a la entrada anterior, es que alguna gente tiene tanto tiempo libre que es difícil seguir el ritmo del blog.

Cada vez me impresionan más los aspectos mitológicos de Michael Jordan. No creo que pueda dejar más que pinceladas, pero me tienta lanzarme a analizar su figura en términos psicoanalíticos trasnochados a lo "héroe de las mil caras", porque cada vez estoy más seguro de que la historia de Jordan se está convirtiendo en una leyenda. Y hablo en términos puramente narrativos en plan puchero de los cuentos que decía Tolkien, apuesto incluso por alguna variante del típico mito solar como lo que ya dije en otro sitio de Star Wars (por citar un ejemplo de mito solar, jesucristo; en ese plan andamos). Su retorno post 9/11 parece sacado del tercer libro de la saga de Dune - no tiene pérdida, es el último que no es una mierda.

Mirando sus orígenes, intentando averiguar (sin éxito) cuándo se conocieron y cuándo se casaron sus padres, no pude menos que acordarme de John Ford y Liberty Valance igual que en su primera vuelta me provoca llamarlo "tío Ethan". Ahora mismo lo que me estoy preguntando es si existe siquiera la disyuntiva que plantean en Liberty Valance: ¿puedes elegir si imprimes la leyenda, o te es impuesta como el adab de Frank Herbert? ¿Tiene razón Borges o Terry Pratchett?

Avatar de Usuario
G Vázquez
Mensajes: 6589
Registrado: 14 Dic 2001, 00:23

por G Vázquez » 04 Feb 2009, 14:00

Recuerdo haberte leído hace unos días algo en ese sentido. Adelante, yo te animo a ello. Pero has de tener en cuenta la notable (y compleja) diferencia abierta entre la perspectiva psicoanalítica que dices preferir y la fantaciencia de Tolkien y similares.

Que la figura de Jordan tiende gradualmente a la mitología es una realidad cada vez más palpable. Pero desde un punto de vista psicológico, como decías, tienes innumerables episodios nada mitológicos y sí muy materiales que harían mucha más justicia al título elegido de 'Führer Negro' que al contenido mismo de esa entrada. Y lo sabes. Y cuando digo lo sabes, casi estoy suplicando que subrayes con fuerza el rasgo más radical de toda su carrera: que ningún otro deportista ha podido ejercer un poder sobre su entorno (del compañero al deporte) al mismo grado que Michael Jordan.

Un poder que para colmo se prolonga en el tiempo.

Avatar de Usuario
Big Dawg
Mensajes: 16075
Registrado: 27 Abr 2002, 16:41
Ubicación: Old Course, St. Andrews

por Big Dawg » 04 Feb 2009, 14:33

Yo creo q el tema este mitológico es inevitable por dos razones fundamentales; la primera es muy clásica, siempre tendemos a vanagloriar a grandes jugadores a posteriori, porque al final la mente hace que recordemos más sus logros y hazañas, q en este caso son muchísimas, que las propias actuaciones 'terrenales' del jugador. Y en el caso de Jordan es incluso lógico ya que el tema de la influencia del que habla Gonzalo no tiene discusión y ayuda a fundamentar este aspecto de deidad baloncestística. Por otro lado, el boom de las telecomunicaciones y más concretamente de Internet no hace si cabe más que agudizar este hecho. Todo dios escribe y todo dios, viva donde viva, tiene un acceso a la información prácticamente ilimitado. Las noticias corren de un lado a otro, los artículos llegan a cualquier país del mundo se hayan escrito donde se hayan escrito, los foros son lugares de reunión de gente que con sus pequeñas aportaciones hace crecer este mito.

Y a colación de este tema, me ha venido a la mente un anuncio de Nike de principios de los 90 donde se enumeraban, entre otras cosas, los buzzerbeater que había fallado Jordan, los partidos perdidos etc... Intentando dar una imagen terrenal del genio que era Michael en su época de apogeo. Los publicistas de Nike hicieron un gran trabajo, al menos desde mi punto de vista, pq junto con el anuncio de 'Choose your weapon' de Converse, es la campaña que más recuerdo. Bueno, esa y la q salía Jordan con Spike Lee cuyo lema era 'The best on earth, the best on Mars' o algo así.

Saludos.

meej
Mensajes: 67130
Registrado: 29 Mar 2005, 12:23

por meej » 04 Feb 2009, 14:41

En ese sentido es muy revelador volver al primer Jordan, al primero de todos, al del año del campeonato universitario. Porque la gran sorpresa es que ese Jordan tiene muy poco impacto en el juego y en el partido, no digo ya comparado con el Jordan adulto sino comparado con Worthy.

Pero no lo llego a ver separado de la mitología o de las raíces psicológicas de la narración. El clásico viaje iniciático que es una de las tres o cuatro tramas argumentales a las que se pueden reducir todos los relatos consiste básicamente en coger elementos, desarrollos y conflictos psicológicos, y retratarlos como objetos o acontecimientos externos de la realidad (de cierta definición de realidad).

Y lo que hace Jordan es exactamente eso, coger la fantasía que tiene en su mente y arrastrarla a la realidad. La fantasía del "emperador de todas las cosas" que describe Spinrad y que tienen todos los adolescentes: soy el elegido, he sido elegido desde antes de nacer, voy a redefinir la realidad. Es que lo tiene todo, la derrota inicial, el anciano maestro, la primera victoria, el aprendizaje, el archienemigo, la derrota última en el momento de la victoria y hasta termina de boddishatva con Jackson tocando el sitar. Es un pvto libro de "elige tu propia aventura" pero con canastos.

Maldito calvo de mierda.

Avatar de Usuario
Big Dawg
Mensajes: 16075
Registrado: 27 Abr 2002, 16:41
Ubicación: Old Course, St. Andrews

por Big Dawg » 04 Feb 2009, 14:55

meej escribió:Y lo que hace Jordan es exactamente eso, coger la fantasía que tiene en su mente y arrastrarla a la realidad. La fantasía del "emperador de todas las cosas" que describe Spinrad y que tienen todos los adolescentes: soy el elegido, he sido elegido desde antes de nacer, voy a redefinir la realidad.


En eso, las millonadas que se gastó Nike en PROMOCIÓN cuando apostó por él tienen mucho q ver. Creó el mito y lo vendió como tal. Y con esto no quiero quitar un ápice de mérito Jordan, pero Phil Knight y sus chicos supieron vender estupéndamente bien el producto. Un producto que, dicho sea de paso, era perfecto para venderlo así.

Saludos.

meej
Mensajes: 67130
Registrado: 29 Mar 2005, 12:23

por meej » 04 Feb 2009, 15:06

Después de su segunda retirada, el folleto publicitario del campamento de baloncesto de Michael Jordan terminaba con una doble página. En una cara estaba la foto del The Shot contra Georgetown, en la otra The Last Shot contra Utah. Debajo ponía "Some Things / Never Change".

Es fácil sobrevalorar lo que hizo Nike.

Avatar de Usuario
Big Dawg
Mensajes: 16075
Registrado: 27 Abr 2002, 16:41
Ubicación: Old Course, St. Andrews

por Big Dawg » 04 Feb 2009, 16:58

meej escribió:Es fácil sobrevalorar lo que hizo Nike.


Bueno, eso de sobrevalorar es relativo. Hace muchos años hice un trabajo para la asignatura de Marketing sobre la política de, como no, marketing de Nike desde los 70 hasta principios de los 90. Hablo de memoria, pero si no recuerdo mal, su apuesta por Jordan recién llegado a la Liga es tremenda. Mientras Converse tenía a casi todas las estrellas de los 80, con Bird y Magic a la cabeza, Nike se lanzó a por Jordan y le firmó un contrato tremendamente bueno para lo que se pagaba en aquellos años. Vuelvo a hablar de memoria, pero diría q estaba en torno al millón de dólares al año. Hay q tener en cuenta q a mediados de los 80 el marketing, como lo conocemos ahora, estaba comenzando a arrancar y pocos años después, el éxito de Jordan como jugador y como estandarte de la moda deportiva es tal, q Nike lanza una línea de ropa exclusiva para él, donde no sólo había zapatillas y ropa de basket, sino prendas de golf, de vestir etc... Y en la toma de decisiones, el propio jugador tenía mucho q decir.

A lo q me refiero es q no creo q se sobrevalore a Nike, pq a día de hoy, Air Jordan sigue activa como marca y en torno a ella se creó un conglomerado de ropa, publicidad y exclusividad que muy pocos deportistas han tenido. Posiblemente sólo Tiger Woods.

Nike apostó y le salió cara. También es cierto que viendo que Converse tenía la mayoría de estrellas, Nike estaba como loca por encontrar un cabeza de cartel para su marca y Jordan se benefició de ello, pero joder, el caso es q querían peces y se mojaron el culo. Yo sigo pensando q una parte del éxito mundial de Jordan como jugador y como icono del deporte es debido a Nike.

Saludos.

meej
Mensajes: 67130
Registrado: 29 Mar 2005, 12:23

por meej » 04 Feb 2009, 18:16

Bueno, en eso tuvo bastante que ver la escisión de la propia Nike, que permitió a Jordan exigir con la amenaza de irse.

Nike no pone menos dinero o atención en Bo Jackson, y muy cerca Charles Barkley. Cuando Spike Lee es incapaz de evitar que Mars Blackmon sea fan de Jordan, no es por Nike: es por Jordan.

Avatar de Usuario
Mattu
Mensajes: 11487
Registrado: 12 Sep 2003, 22:57
Ubicación: Eso me gustaria saber a mi...

por Mattu » 04 Feb 2009, 18:47

meej escribió:Después de su segunda retirada, el folleto publicitario del campamento de baloncesto de Michael Jordan terminaba con una doble página. En una cara estaba la foto del The Shot contra Georgetown, en la otra The Last Shot contra Utah. Debajo ponía "Some Things / Never Change".

Es fácil sobrevalorar lo que hizo Nike.


Por cierto, ahora que mencionas esto, creo recordar que el publireportaje que se cascó el año pasado la revista SLAM sobre el centenario de Converse (que traía alguna que otra cosa como historietas de los Harlem Rens y alguna que otra anecdota de Chuck Taylor), venía la foto de "The Shot" y el detalle de que, en North Carolina, llevaba Converse. Incluso se sacó el año pasado una linea de las Pro Leather (el buque insignia de Converse a finales de los setenta y principios de los ochenta) en colores NC y con el logotipo de "The Shot", en claro guiño a la linea Jordan (que al fin y al cabo, ambas son marcas dependientes de Phil Knight).

Imagen

Con respecto a la mercadotecnia de la que habla Big, todo hay que decirlo: hay una linea que cambia radicalmente a partir de los anuncios de la IX, donde se acaban las coñas (primero Mars, luego Bugs Bunny) y donde Jordan se aplica a si mismo eso de "Become Legendary" (que no por nada es la frase de la última gran campaña, la de las XXIII). Y eso es algo en lo que ninguno de sus posibles sucesores, en lo que todos esos candidatos que intentan "llenar sus zapatos" no llegarán a igualarle: la marca Jordan ha sobrevivido a lo largo de los tiempos por ser un símbolo. La gran diferencia entre ellos y Jordan es que el sneakerhead se seguirá gastando un dineral en pillarse la última reedición que salga, da igual que sean las Jordan V en un colorway rarísimo, las Penny 1.5 o la reedición de las Fila Ninety6 (las que llevaba Grant Hill y que tan bonitas eran). No mueve tanto dinero el mercado de frikis, sino el propio mercado zapatillero que Jordan arrasa a gusto. No solo demócratas y republicanos pillan sus zapatillas, hasta los que votan a Nader y a Ross Perrot lo hacen.

Hace un tiempo me casqué un post sobre el tema en mi blog, del que aprovecho para hacer Spam: http://ataque-princeton.blogspot.com/2008/11/brand.html

meej
Mensajes: 67130
Registrado: 29 Mar 2005, 12:23

por meej » 04 Feb 2009, 19:32

¿Las Jordan IX? ¿Las del falso jugador durante el primer retiro?

Avatar de Usuario
Mattu
Mensajes: 11487
Registrado: 12 Sep 2003, 22:57
Ubicación: Eso me gustaria saber a mi...

por Mattu » 04 Feb 2009, 19:59

meej escribió:¿Las Jordan IX? ¿Las del falso jugador durante el primer retiro?


Por eso, digo que ahí se acaba, con Johnny Kilroy y Steve Martin. Los anuncios del primer regreso (las X, de las mas bonitas) ya mantienen un pequeño humor pero ya tiran de algo de épica.

meej
Mensajes: 67130
Registrado: 29 Mar 2005, 12:23

por meej » 04 Feb 2009, 20:50

Yo creo que se terminan antes. El primer anuncio "dramático" de Jordan es el de los playoffs del 93, en el que sugiere su inminente retirada.

En cualquier caso, sigue la estela del "I am not a role model" de Barkley, que es anterior, y continúan la línea de introducir los avatares de la vida real de los deportistas en sus anuncios, que abrieron con Bo Jackson.

Avatar de Usuario
G Vázquez
Mensajes: 6589
Registrado: 14 Dic 2001, 00:23

por G Vázquez » 04 Feb 2009, 21:15

Big Dawg escribió:(...)

Un producto que, dicho sea de paso, era perfecto para venderlo así.

(...)


"The best there ever was".

Avatar de Usuario
Andore Jr
Mensajes: 1077
Registrado: 02 Mar 2008, 02:34
Ubicación: R'lyeh

por Andore Jr » 06 Feb 2009, 00:01

meej escribió:
Y lo que hace Jordan es exactamente eso, coger la fantasía que tiene en su mente y arrastrarla a la realidad. La fantasía del "emperador de todas las cosas" que describe Spinrad y que tienen todos los adolescentes: soy el elegido, he sido elegido desde antes de nacer, voy a redefinir la realidad. Es que lo tiene todo, la derrota inicial, el anciano maestro, la primera victoria, el aprendizaje, el archienemigo, la derrota última en el momento de la victoria y hasta termina de boddishatva con Jackson tocando el sitar. Es un pvto libro de "elige tu propia aventura" pero con canastos.

Maldito calvo de mierda.


Al mismísimo Campbell se le saltarían las lágrimas leyendo esto. :mrgreen:

Y estoy de acuerdo completamente con ello.

En cuanto a la precaución con que considera G. Vazquez necesario diferenciar la perspectiva psicoanalítica de la "fantaciencia", C.G. Jung, entre otros, seguramente tendría mucho que decir al respecto, visto que gran parte de su obra se centra precisamente en estudiar los vasos comunicantes, cuando no directamente las similitudes, significantes e icónicas, entre esos dos campos.

Y es que el mito es una necesidad fundacional del ser humano en cuanto que tal y de una forma u otra se seguirán generando, consciente o inconscientemente y con mayor o menor implicación (mas o menos tendenciosa) por parte de los protagonistas, pero siempre convenientemente adaptados a la idiosincracia de cada época.

Qué valor tienen, qué posibles mensajes transmiten y en qué términos son entendidos por el receptor, de nuevo tomando en cuenta el contexto en que se generan y expanden, serían los puntos de mayor interés a tomar en cuenta al analizar casos como el de "La leyenda de Jordan".

Un saludo y felicitaciones por el muy interesante blog.
Imagen

meej
Mensajes: 67130
Registrado: 29 Mar 2005, 12:23

por meej » 06 Feb 2009, 01:36

Es que normalmente es bastante sencillo, porque es el observador el que impone su necesidad de una interpretación mítica sobre la sucesión de acontecimientos. Luego llega uno y empieza a separar los hechos de las capas de significados e interpretaciones que se le han ido superponiendo, a veces con la colaboración del protagonista que se descuelga con que lo del tiro ya lo soñó él a la hora de la siesta pero se le olvidó comentarlo.

Pero el jodío Jordan tiene una sucesión de acontecimientos intrínsecamente mística, entre otras cosas porque el deporte competitivo se presta mucho a ello. No es casual que para los interesados suponga prolongar hasta los 30-40 años una especie de infancia o tardoadolescencia como mucho.

El otro día Yahtzee comentaba en la review de Gears of War 2 que es fácil olvidar que lo trillado está trillado porque antes de estar trillado le gustaba a todo el mundo, y le gustaba a todo el mundo por algo. Nos gusta aplicar la plantilla del viaje iniciático porque el viaje iniciático es más o menos verdad para todos nosotros. Todos devoramos a nuestros padres y nos casamos con nuestras madres y salvamos al mundo y se lo devolvemos redefinido a los demás a costa de perdernos a nosotros mismos.

Pero delante de un perro de peluche, no en un estadio con 20.000 fulanos mirando y en directo para todo el mundo, cojones.

Avatar de Usuario
G Vázquez
Mensajes: 6589
Registrado: 14 Dic 2001, 00:23

por G Vázquez » 07 Feb 2009, 14:25

Algo más sobre el Führer Negro.

Leyendo anoche un pasaje del Proceso de Nuremberg me sorprendió una detallada disección sobre la retorcida psique de Hitler a pocos días de emprender su ofensiva contra Polonia. De su más próximo entorno, formado por Ribentropp, Himmler, Goebels y Goering, fue tal vez este último el único consciente de la que se venía encima a Alemania con los británicos en el caso de atacar Polonia. No es que Hitler hiciera caso omiso a lo que pudieran resolver británicos y franceses. Es que Hitler, y aquí la principal analogía, no concebía que pudiera perder.

Hay en la biografía de Michael Jordan un prematuro pasaje que posiblemente no haya sido trillado lo suficiente para entender la profunda psicología del mito en la figura de la victoria. Este pasaje es de sobra conocido. Se remonta a los días de niñez y juventud en que su hermano Larry se imponía una y otra vez en las interminables jornadas de juego en la casa de Wilmington. Hace ya muchos años que Jordan confesó su sentir de aquellos días y el profundo pesar que le suponía caer derrotado por su hermano mayor. Días en que asumió que la derrota no era tanto la posibilidad de un juego como la profunda humillación derivada de un duelo directo, como una guerra personal en la que el honor y la vida estuvieran en juego. De modo que el día que pudiera vencer a su hermano –que hable él– “podría en adelante derrotar a cualquiera en cualquier lugar y momento”.

Este detonante actuó en su biografía futura como el momento decisivo en que la derrota no era una posibilidad del juego, sino una contingencia que de darse hablaba en términos de fracaso y humillación, y que en última instancia, jamás era debida a su trabajo como a la pereza y torpeza de otros.

Las innumerables y brutales reacciones sobre sus compañeros tras una derrota prueban con cruel precisión el carácter hitleriano de Jordan y la no asunción de culpas en los fracasos futuros. Fracasos cuya posibilidad él borraría de su mente y el gran público de su legado deportivo.

Es decir: a diferencia de Hitler los delirios megalómanos de Jordan resultarían un rotundo éxito.

2562 mensajes

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Bing [Bot] y 13 invitados

Fecha actual 29 Mar 2020, 01:01