POST ESENCIAS FLORES DR BACH :Desaliento/Desesperación-12/13
La vida al margen del deporte (la hay)

181 mensajes
Avatar de Usuario
jugondelbasket32
Mensajes: 5596
Registrado: 17 Oct 2007, 20:03

por jugondelbasket32 » 13 Feb 2008, 02:00

Como mejorar la autoestima.


1º. Primero darme cuenta especialmente, de que la autoestima depende de mi interpretación personal de la realidad. De mi capacidad de aceptar amor, amarme y amar lúcidamente, auténticamente e inteligentemente.

2º. Vivir conscientemente, es decir, despierto auténticamente, responsable en contacto con mi propia experiencia como fuente de información, sobre sí mismo sabiendo mis posibilidades, límites y recursos.

3º. Observar las expectativas que me rodean. Asumir las que de verdad sean constructivas y sanas. Poner límites claros a los que me manipulan como marioneta, sin fomentar mis recursos y experiencias personal sana.

4º. No jugar a la competitividad, es decir, saberme amar en la realidad de mi vida, asumiendo mis errores y mis culpas sin castigarme por ello.

5º. Liberación de todo aquello que resta autoestima: imágenes paternas y maternas, sentimientos de pertenencia al grupo o pandilla equivocados, dependencia a personalidades fuertes que me impiden ser libres, hábitos de conducta que me llevan lejos de la realidad de mi vida y sus auténticos desafíos.

6º. Fomentar el pensamiento positivo: relajación, concentración y meditación.

7º. No engañarse a sí mismo, ser conscientes de los beneficios secundarios de la falta de autoestima, como por ejemplo: sentirme víctima, pasividad, necesitado de ayuda, etc.. Fruto de la idea que tenemos del destino o fatalidad, aún sabiendo lo catastrófico y perjudicial que esto es para el desarrollo sano de la persona
.
8º. Aprender a ser agradecido por lo que se tiene, a no desear lo que por ahora no se tiene, a vivir el aquí y el ahora con agradecida sorpresa por el gozo que proporcionan las pequeñas cosas.

9º. Trabajar en grupo, el compartir con los compañeros me ayudará a mejorar la imagen que tengo de mí, sabiendo que los demás no me juzgan al escucharme, ayudará a creer en mí mismo, en mis posibilidades y recursos, sin acentuar solo los rasgos negativos.

10º. Arriesgarse a ser uno mismo, y feliz aunque en ciertas circunstancias la felicidad pase por un desierto de dolor y soledad.

Avatar de Usuario
jugondelbasket32
Mensajes: 5596
Registrado: 17 Oct 2007, 20:03

por jugondelbasket32 » 13 Feb 2008, 02:39

Sanar el Niño Interior.


Imagen

“El Niño Interior representa una parte de nosotros viva, enérgica y creativa que la educación, el dolor y el miedo han sepultado en las profundidades de nuestro subconsciente.

El niño interior es nuestro verdadero yo. Cuando se le impide la libertad y desarrollo al verdadero yo, surge el YO CODEPENDIENTE que funciona en posición de víctima y acumulando traumas emocionales sin resolver, creando diversas enfermedades físicas y mentales y carácter crónico e inmaduro.

Existen estimaciones de que sólo entre el 5% y el 20% de la población crece con una dosis sana de amor que facilita el acceso al YO VERDADERO. Entre el 80% y 95% de la población está inmerso en una baja calidad de vida psicológica por vivir aprisionados con su YO CODEPENDIENTE.

Rasgos psicológicos que apuntar a tener un YO CODEPENDIENTE:

Ser dependiente de la aprobación; dejar de reconocer tu éxito; temor a ser criticado; extralimitarse; tener problemas de comportamiento compulsivo; necesidad de perfeccionarse; sentirte incómodo cuando tu vida transcurre plácidamente; te encuentras más vivo en medio de una crisis; te preocupas fácilmente por los demás, mientras te es difícil ocuparte de ti mismo; te aíslas de otras personas; respondes con ansiedad frente a figuras autoritarias y personas enojadas; crees que los individuos y la sociedad se aprovechan de ti; tienes algún problema con las relaciones íntimas; atraes y buscas personas con tendencias a ser compulsivas; mantienes tus relaciones por temor a estar solo; sueles desconfiar de tus propios sentimientos y de los sentimientos expresados por otros; te resulta difícil expresar tus emociones y tienes miedo a perder el control”.

Héctor Montesdeoca

“Dentro de cada uno de nosotros, vive la memoria emocional y energética de la/el niñ@ que fuimos, en las distintas etapas de nuestro desarrollo.

Sanar al niño interior es ir al encuentro de esa parte de nosotros que se sintió triste, asustada, abandonada, desaprobada... a ese niño que quería ser protegido, amado, acariciado, aprobado...

Este niño interior herido, contamina nuestra vida de adultos, manifestándose como inseguridad, depresión o agresividad, hasta que lo recuperemos.

Recuperar al niño interior es estar dispuestos, desde el adulto amoroso, a ofrecer a ese niño todo el amor, comprensión, confianza y cuidados que quizá no tuvo.

Sanar nuestr@ niñ@ interior herido, es reconocer todas las necesidades que no fueron satisfechas y comenzar a pensar, sentir, decir y hacer por nosotros todo cuanto precisemos, en lugar de seguir quejándonos de lo que no recibimos.

Cuando sanamos al niño interior, nos abrimos a la frescura, la espontaneidad y el disfrutar de la vida como un juego apasionante”.

Ana Jaraba


“ Todos hemos sido niños, adolescentes y jóvenes y dentro de nosotros llevamos “impreso” lo que hemos vivido en forma de emociones, sentimientos, creencias, hábitos, costumbres familiares y culturales...
Existen necesidades en nosotros, en mayor o menor medida, de afecto, amor, ternura... que de pequeños no fueron cubiertas ni satisfechas; más lo que hemos podido vivir como abandono emocional.

Si además han existido maltratos o abusos tanto físicos como emocionales, psíquicos o sexuales; este niño herido, se vuelve tan poderoso que en ocasiones anula al adulto y se manifiesta de manera inconsciente dando lo que ha recibido. Con miedos (sobre todo a estar solo que es lo mismo a sentirse abandonado), buscando atención protección, aprobación.

A su vez ese niño se hace también presente en momentos inoportunos y con las personas que más amamos, e inconscientemente vamos buscando una mamá o un papá que cubra nuestras necesidades internas.
Al ir sanando a nuestro niña/o interior, lo vamos haciendo sin culparnos, ni criticas o juicios.

Nuestros padres o las personas que nos criaron también fueron niños y nos dieron lo que tenían. Nos damos cuenta que hemos venido repitiendo historias o haciendo lo contrario.

Conforme sanamos a este niño, va emergiendo el niño natural, alegre y vulnerable que nos trae de nuevo la espontaneidad, la alegría, la creatividad y la inocencia que siempre ha estado presente en nosotros”.

Carmen Reyes

“La mayoría de los adultos olvidamos disfrutar de manera simple la vida con pequeños detalles. La gente en común vivimos sumergidos en un tipo de cotidianidad en la que hacemos a un lado el “niño interno” que traemos dentro, ya que enfrentamos con rígida seriedad el rol que la vida nos pone en frente.

... Convivir en “estado de alerta con los sentidos básicos” (tacto, olfato, vista, gusto y oído) tal como lo hace un niño a temprana edad y no en una posición infantil inmadura, reconociendo ese mundo de emociones guardadas, dándonos cuenta de lo nuevo que nos atrae recuperar ese niño que fuimos y que tenemos reprimido y tal que, quizá, hemos dejado en el olvido.

Seamos genuinos y lancémonos a sentir con todo nuestro ser. Un niño es abierto y sincero, se presenta tal como es, expresa sus sentimientos y sus afectos con libertad. Los adultos somos los que les inculcamos ideas con normas y comenzamos a sembrar prejuicios que van encarcelando sus emociones.

... El juego en la construcción de valores humanos del niño interno es importante, pero antes de jugar por jugar sin tener una madura estructura educativa del juego o del paradigma mundial de “aprender divirtiéndonos”, tal y como deben seguir los profesores contemporáneos y que poseen los pueblos antiguos del mundo (como los indígenas de la sierra nevada de Santa Marta- Colombia) es mejor conocernos a nosotros mismos.

Proponemos una antesala teórico-practica en pro del mejoramiento de la calidad de vida del habitat, compartiendo <<una unidad espacial alrededor del afecto humano y viceversa de manera natural y después cultural” como siempre lo hemos realizado pero de manera inconsciente, deteniéndonos la voz de un juez interno envuelto en unas falsas emociones dejando que muera nuestro niño interior.

Así hemos perdido un habitat vital e incluso sagrado o sacro muchas cosas, por eso se ha perdido la capacidad de asombro, de reír y de mirar ingenuamente lo que nos rodea”.

Yovannys Pardo

Imagen

Reflexiones realizadas por los Ponentes: Héctor Montesdeoca, Ana Jaraba, Carmen Reyes y Yovannys Pardo
Última edición por jugondelbasket32 el 15 Feb 2008, 02:16, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
izkariote
Mensajes: 2649
Registrado: 13 Dic 2006, 07:17

por izkariote » 13 Feb 2008, 02:57

Y si no queda contento le devolvemos su dinero












me toca algo ?

Avatar de Usuario
tinerfeño31
Mensajes: 9041
Registrado: 19 Oct 2005, 01:13
Ubicación: Deseando volver al Islote

por tinerfeño31 » 13 Feb 2008, 03:20

No he leído las 6 páginas, ni siquiera 5. Leí el primer mensaje. Cuando leo flores y veo tu firma y oigo palabras como "inciden en las emociones" y demás...no puedo pensar en otra cosa que no sea droga :oops:
Imagen
LIFE'S A BEACH

Avatar de Usuario
tinerfeño31
Mensajes: 9041
Registrado: 19 Oct 2005, 01:13
Ubicación: Deseando volver al Islote

por tinerfeño31 » 13 Feb 2008, 03:29

A ver que me lío. Yo voy a un herbolario y le digo:

Yo- Señorita, unas esencias de chesnut bud
Ella- Qué es eso?
Yo- Es la esencia que cura mi sentimiento de que siempre caigo en los mismos errores...


o:

Yo- Un mimulus por favor!
Ella- Un qué?
Yo- Un mimulus!! la esencia que cura el miedo al futuro!



Es que a mi me viene bien, de verdad, pero no me veo pidiéndolas y explicándole a la señora
Imagen
LIFE'S A BEACH

Ricky30
Mensajes: 6560
Registrado: 03 Oct 2006, 13:56

por Ricky30 » 13 Feb 2008, 08:43

tinerfeño31 escribió:A ver que me lío. Yo voy a un herbolario y le digo:

Yo- Señorita, unas esencias de chesnut bud
Ella- Qué es eso?
Yo- Es la esencia que cura mi sentimiento de que siempre caigo en los mismos errores...


o:

Yo- Un mimulus por favor!
Ella- Un qué?
Yo- Un mimulus!! la esencia que cura el miedo al futuro!



Es que a mi me viene bien, de verdad, pero no me veo pidiéndolas y explicándole a la señora


Es muy fácil,haz estado alguna vez en un herbolario?..estan expuestas y simplemente le dices tiene Mimulus o la que sea y te la da,e incluso te aconseja si tiene experiencia.

Recomiendo a todos leer el libro"La Mafia Médica".No habla de huir de los médicos,habla de que dentro de nosotros tenemos muchos recursos y que los médicos no van a la raiz del problema y nos han hecho dependientes de los medicamentos.hay alternativas,que no excluyen ir al médico de siempre,pero que tengamos LA LIBERTAD DE ELEGIR...

Ricky30
Mensajes: 6560
Registrado: 03 Oct 2006, 13:56

por Ricky30 » 13 Feb 2008, 08:50

jugondelbasket32 escribió:“Aunque tenga miedo, hágalo igual”

Extractos del Libro: “Aunque tenga miedo, hágalo igual”. Escritora: Susan Jeffers. Edit.: Robin Book.

Sea cual fuere el tipo de miedo, este librito te proporcionará los conocimientos y las herramientas necesarias para mejorar tu capacidad de controlar cualquier situación concreta. Pasaremos del dolor, de la parálisis y de la depresión (sentimientos que acompañan a menudo al miedo) a una sensación de poder, energía y excitación. Uno de sus pensamientos: “Uno de los grandes miedos que nos impide progresar en la vida es nuestra dificultad para tomar decisiones”…

“… Quizás le sorprenda y estimule enterarse de que, aunque la incapacidad de enfrentarse con el miedo pueda parecer y sentirse como un problema psicológico, en la mayoría de los casos no es así. Creo que se trata, sencillamente, de un problema educacional y que, al reeducar la mente, uno puede aceptar el miedo como un simple hecho de la vida, más que como un obstáculo para el éxito.

Mi convicción de que el miedo puede ser afrontado con éxito mediante la reeducación, proviene de mis propias experiencias. En parte, mi problema era esa incesante vocecita que, dentro de mi cabeza, seguía diciéndome: “Será mejor que no cambies la situación. Eso no es para ti. Nunca lo harás por ti misma”. Usted sabe de lo que estoy hablando…de la voz que le recuerda sin cesar: “No corras riesgos Podrías cometer un error…¡Lo lamentarás!”.

Mi miedo parecía no menguar nunca y no tenía un solo instante de paz…Luego un día, cuando me estaba vistiendo para ir a trabajar, llegué a la encrucijada. Me miré casualmente en el espejo y vi una imagen harto familiar…Unos ojos enrojecidos e hinchados por lágrimas de autoconmiserarción…La ira se adueñó de mí y comencé a gritarle a mi reflejo: “¡Basta…basta…basta!”. Grité hasta que no me quedó más energía. Cuando callé, experimenté una sensación extraña y maravillosa de alivio y serenidad…había establecido contacto con una parte muy poderosa de mí misma cuya existencia ignoraba hasta entonces…La vieja y familiar voz de pasividad y ruina se vio ahogada por el momento,… y apareció en primer plano una nueva voz…una voz que hablaba de la fuerza, del amor y todas las sensaciones positivas…

¡Lo único que usted debe hacer para disminuir su miedo es aumentar su confianza en su capacidad de afrontar todo lo que se cruce en el camino!

Me han pedido a menudo que explique por qué tenemos tan poca confianza en nosotros mismos… Sé que algunos miedos son instintivos y sanos y nos mantiene en guardia ante cualquier posible dificultad. El resto, la parte que retraza nuestro desarrollo personal, es negativo y destructivo y probablemente es el culpable de muchas de nuestras limitaciones.

● Janet espera que su miedo se disipe. Proyectaba siempre volver a la universidad cuando sus hijos asistieran a la escuela. Han transcurrido cuatro años desde que el menor empezó primaria. Desde entonces han surgido nuevas excusas: “Quiero estar aquí cuando los niños vuelvan de la escuela, en realidad no necesitamos ese dinero, mi marido se sentiría abandonado…”. Cada vez que Janet piensa en telefonear a la universidad…algo la detiene. “Cuando no esté tan asustada, llamaré”, “Cuando me sienta algo mejor, telefonearé”. Lo más probable es que tenga que esperar mucho tiempo.

Cuando creció mi confianza en mí misma, esperé que el miedo desapareciera. Pero, cada vez que me arriesgaba a aventurarme en un territorio nuevo, me sentía asustada e insegura de mí misma. “Bueno, me dije. Simplemente quédate donde estás. Seguramente el miedo desaparecerá” ¡Pero no desapareció!. Un día se encendió la luz en mi cerebro cuando descubrí de pronto lo siguiente:

la primera “verdad”

El miedo nunca desaparecerá mientras yo siga creciendo.

Mientras yo siguiera internándome en el mundo, poniendo en acción mis facultades, corriendo nuevos riesgos al realizar mis sueños, experimentaría miedo, como Janet, como tantos lectores de este libro, yo había crecido esperando que el miedo desapareciera antes de correr ningún riesgo. “Cuando yo no sienta miedo…¡entonces!”. Durante la mayor parte de mi vida, yo había jugado al “entonces/cuando”. Y ese juego nunca dio resultado.

Poco después de haber descubierto la primera verdad. Hice otro importante descubrimiento que contribuyó muchísimo a mi crecimiento.

La segunda “verdad”:

La única manera de liberarse del miedo a hacer algo es hacerlo.

Esto parece contradecir a la primera verdad, pero no es así. El miedo a situaciones especiales desapareció cuando las afronté finalmente. El “hacerlo” viene antes de que desaparezca el miedo.

● …Yo ensañaba una asignatura en la que mi experiencia era dudosa… Durante los tres días anteriores a la clase, mi estómago parecía estar sobre una montaña rusa. Me había preparado durante ocho horas para una sola hora de clase. Tenía escrito a mano suficiente material para once disertaciones. Nada de esto disipaba mi miedo. Cuando llegó finalmente el primer día de clase, tuve una sensación tan horrible como si me mandaran a la guillotina. Cuando me encontré ante mis alumnos, sentí que mi corazón martilleaba y me temblaban las rodillas. No sé cómo, logré pasar ese período de clases…esperando intranquila el segundo y la semana siguiente…Tuve que impartir muchas clases distintas ante de sentirme cómoda al entrar a mi curso sin voluminosas notas. Pero llegó el día en que sólo disponía de un esbozo de una página de lo que me proponía abarcar en ese período.

La tercera verdad:

La única manera de sentirme mejor es… hacerlo.

El “hacerlo” aparece antes de que uno se sienta mejor. Cuando se ponen los medios para que suceda algo, no sólo se disipa el miedo sino que se obtiene un gran premio por añadidura: se progresa mucho en el camino de la fe en uno mismo. Durante los talleres y seminarios a que asistí en las primeras etapas de mi enfrentamiento con el miedo, me alivió descubrir algo que me hizo sentir infinitamente mejor.

La cuarta verdad:

No sólo yo siento miedo cuando piso terreno desconocido,

Lo mismo le ocurre a los demás.

Creo que nunca me lo pregunté. Estaba segura de ser la única persona que se sentía tan mal. ¡Aliviaba tanto advertir que yo no era la única que sufría!. A partir de ese momento el resto del mundo me hacía compañía.

● Recuerdo un artículo periodístico que leí hace años y que se refería a Ed. Koch, el aparentemente intrépido alcalde de Nueva York. Ese artículo contaba que Koch había tenido que aprender a bailar un sencillo claqué con una compañía que realizaba un show en Broadway para una grabación de publicidad. ¡Costaba creerlo! Un hombre que había enfrentado a menudo a multitudes, que había tomado decisiones difíciles que influían sobre millones de vidas, que se había presentado en público en su carrera para llegar a alcalde…¡Tenía miedo a aprender un simple claqué!...”

“…Si uno tiene conciencia de las verdades del miedo, no le puede sorprender el miedo del alcalde. El baile era una actividad que le ponía a prueba desde un sentido nuevo y, desde luego, se sintió asustado…Si usted no ha tenido éxito al afrontar el miedo, es probable que nunca haya comprendido las verdades del miedo y que haya interpretado el temor como una señal para retroceder más que como una luz verde para avanzar. Ha tenido tendencia a jugar esos juegos de “cuando/entonces” que ya he mencionado.



La quinta verdad:

Vencer el miedo asusta menos que convivir con el miedo subconsciente que proviene de un sentimiento de impotencia.

. Significa que, por seguro que uno se sienta en el pequeño capullo que se ha construido, vive, consciente o inconscientemente, con el miedo de que llegará eventualmente el día del ajuste de cuentas…El miedo impregna nuestras vidas. Tal es la inferencia irónica de la quinta verdad del miedo: la gente que se niega a correr riesgos vive con una sensación de temor mucho más seria que la que experimentaría si afrontara los riesgos necesarios para hacerla menos impotente…¡Solo que no lo sabe!

● Puedo dar un ejemplo de lo antedicho con el caso de Janice, un ama de casa de edad madura que “planificó” su vida en forma tal que pudiera evitar la mayor parte de los riesgos. Janice se casó con un empresario de éxito que controló las vidas de ambos. Ella dejó que persistiera esa situación porque le resultaba cómodo no hacerlo ella misma. Pero el refrán dice: ¡La vida es lo que nos sucede cuando hemos hecho otros planes”. A los cincuenta y tres años de edad su marido tuvo un ataque que le dejó incapacitado. Antes se ocupaban totalmente de ella y ahora era ella quien tenía que cuidar de alguien…A menudo Janice, pensaba: “Espero morir antes que él. No podría vivir sin él”. Y pensaba que no podría…Todo cambió cuando halló las fuerzas necesarias, que no creía tener…

No podemos eludir el miedo. Sólo podemos convertirlo en un compañero que nos acompaña en todas nuestras emocionantes aventuras.

Algunas personas me han dicho que nunca han sentido miedo, pero, cuando las interrogo más a fondo…Sí, se sienten ansiosos, nerviosos. Simplemente, nunca han clasificado “eso” como miedo.

Si todos tenemos miedo cuando nos acercamos a algo totalmente nuevo en la vida, somos tantos los que “lo hacemos” a pesar del miedo que debemos llegar a la conclusión de que el miedo no es el verdadero problema.

Evidentemente el verdadero problema nada tiene que ver con el miedo en sí, sino, más bien, con cómo dominamos el miedo.

Para algunos, el miedo carece totalmente de importancia. Para otros, crea un estado de parálisis. De ello se puede deducir que el secreto para dominar el miedo es trasladarse de una posición de dolor a otra de poder... Gran parte del secreto de pasar del dolor al poder es recurrir a la acción. ¡La acción es muy poderosa! La mayoría de nosotros operamos dentro de una zona fuera de la cual nos sentimos incómodos…Para cada uno de nosotros, esa zona de comodidad es distinta, pero, lo sepamos o no, todos, de cualquier condición, hombres o mujeres, tomamos decisiones basadas en los límites de ese espacio.

Sugiero que cada día hagas algo que te ensanche ese espacio. Háblale por teléfono a alguien a quien le intimide a usted hacerlo, pida algo que necesite y que haya temido pedir antes. Corra un riesgo cada día…dé un paso pequeño o audaz que le haga sentir más grande después de haberlo dado…Mientras corre riesgos por pequeños que sean, avanza del dolor al poder. Todas las noches antes de acostarse, planee el riesgo que correrá al día siguiente….

…En un nivel más obvio, si usted tiene un empleo que detesta, si es soltero y quiere casarse, si tiene relaciones poco agradables con una mujer y quiere librarse de ella, si su hija le saca canas antes de tiempo y si, en términos generales, nada parece marchar como desea, usted desempeña también el papel de víctima.

Nada tiene de asombroso que tenga miedo…¡Las víctimas son impotentes!... Sé que resulta difícil aceptar el hecho de que usted es la causa de los sentimientos que le restan alegría de vivir. En cambio, esta comprensión será su tabla de salvación.

Si comprende que usted puede crear su propio dolor, es lógico que pueda también crear su propia alegría. Lo cual significa que es la causa de todas sus reacciones ante cualquier cosa que le suceda.

Mientras no comprenda plenamente que usted y nadie más, provoca lo que ocurre en su cabeza, no tendrá el control de su vida.

Asumir la responsabilidad significa no culpar nunca a nadie

por lo que uno dice, hace y siente.

Pero asumir la responsabilidad no significa culparse a sí mismo/a. Asumir la responsabilidad implica saber dónde y cuándo no se ha asumido la responsabilidad para cambiar. Uno de los grandes miedos que nos impide progresar en la vida es nuestra dificultad para tomar decisiones. Lo irónico del asunto, desde luego, es que, al no elegir, elegimos…morirnos de hambre.

…Usted se encuentra en el umbral de la decisión, lamentándose y obsesionado. “¿Debo hacer esto o aquello? ¿Qué pasará si tomo este camino? ¿Y si no da el resultado en la forma que he planeado? ¿Y que pasaría si…?. La “charlatana” vuelve a la acción.

Usted mira hacia lo desconocido y procura predecir el futuro: trata de controlar fuerzas externas. A estas alturas acaso sienta que puede volverse loco. Una vez tomada la decisión, el modelo de “no ganar”, le hace revisar la situación, confiando en que así no cometerá un error. Pero hay otra opción el modelo de “no perder”. En este caso, cada camino produce solamente “bondades”. Son oportunidades para experimentar la vida en una forma nueva, para aprender y crecer…Ambos caminos están sembrados de oportunidades…a pesar del resultado.

Ejemplo: desde el punto de vista de “no perder”: Me han ofrecido un nuevo empleo. Si lo acepto, tendré la oportunidad de conocer a gente nueva, de aprender nuevas maneras de hacer cosas, de experimentar una atmósfera de trabajo totalmente distinta y de ampliar la base de mi experiencia y si algo sucede malo y eso no marcha, sé que podré afrontarlo. Hasta eso sería una experiencia interesante, ya que así aprendería a afrontar la pérdida de un empleo y a solucionar los problemas que podrían sobrevenir en esa situación. Si me quedo en el antiguo trabajo, tengo la oportunidad de profundizar los contactos que he hecho aquí, en realidad me siento mejor porque me han ofrecido un nuevo empleo, si me quedo tal vez pida un ascenso. Si por algún motivo esto no marcha, quizás aparezcan nuevas oportunidades. Todo se presenta como una apasionante aventura, cualquiera que sea el camino que elija.

Recuerde que, por debajo de todos nuestros miedos, subyace la falta de confianza en nosotros mismos. Cuando uno puede contestar a su “y qué pasaría si…” con un “puedo afrontarlo”, podrá encarar todas las cosas con la garantía de “no perder” y el miedo desaparecerá.

Antes de tomar una decisión:

- Enfoque inmediatamente el “Modelo de no perder”. Asegúrese a sí mismo: “No puedo perder…sea cual fuere el resultado de la decisión que tome.

- Haga sus deberes. Es importante que usted se comunique con la gente “adecuada”. Si habla con gente que rechaza sin cesar las posibilidades que le ofrecen, no son las personas adecuadas para usted. La gente puede proporcionarle un punto de vista diferente, surgido de sus propias experiencias.

- Establezca prioridades. Esto exigirá algunos sondeos en el alma. Deténgase por un momento a pensar en lo que quiere conseguir en la vida.

- Confíe en su intuición.. Aunque le cueste llegar hasta “la persona que tiene dentro mediante el proceso indagador del alma, su cuerpo suele dar algunas buenas pistas sobre el camino a emprender. No tema confiar en él. Muy a menudo, su subconsciente manda mensajes bien infundados sobre la elección preferible en determinado momento.

- Anímese. La gente se toma a sí misma muy en serio. Nada es tan importante. ¡Palabra!. Empiece a pensar en sí mismo como un estudiante permanente de la Universidad de la Vida.

Usted, como todos nosotros, merece todo lo que es maravilloso y emocionante en la vida. Y esos sentimientos brotan cuando se pone en contacto con su yo poderoso”

Extractos recogidos del Libro: “Aunque tenga miedo, hágalo igual”. Escritora: Susan Jeffers. Editorial: Robin Book.


Es un gran libro,se aprende mucho y es pura verdad.Yo recomendaria"Más allá del pensamiento positivo" de Arnold Fox y barry Fox,son padre-hijo médicos y ayuda a entender muchas cosas,

Avatar de Usuario
Grantiñuelas
Mensajes: 16815
Registrado: 01 Ago 2005, 01:49
Ubicación: Sad Hill Cemetery

por Grantiñuelas » 13 Feb 2008, 18:09

Que no caiga el post, que mañana espero tener un rato para ir al herbolario :D

Avatar de Usuario
jugondelbasket32
Mensajes: 5596
Registrado: 17 Oct 2007, 20:03

por jugondelbasket32 » 13 Feb 2008, 19:19

Eso, eso, que no decaiga la ilusión y la motivación de encontrar respuestas, siempre tenemos la RESPONS-ABILIDAD de las elecciones que hacemos y de las acciones que decidimos llevar a cabo.

No es nada fácil asumir y reconcer en uno mismo que es adicto a determinadas reacciones, relaciones, comportamientos, formas de actuar o de no actuar y es que todo lo que nos enseñaron de pequeño y como aprendimos a comportarnos desde entonces para garantizarnos la aprobación, el cariño, el afecto, evitar el rechazo,..etc de papá, mamá y aquellas personas que nos rodearon nos ha dejado huellas en nuestros niño y a veces nos descubrimos que no somos nosotros mismos, sino que desempeñamos un rol, un papel aprendido que nos garantiza todo aquello que tememos perder o que queremos controlar ( siendo víctimas )



Imagen
saludos
Última edición por jugondelbasket32 el 15 Feb 2008, 20:46, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
jugondelbasket32
Mensajes: 5596
Registrado: 17 Oct 2007, 20:03

por jugondelbasket32 » 13 Feb 2008, 19:20

Grantiñuelas escribió:Que no caiga el post, que mañana espero tener un rato para ir al herbolario :D


cuenta, cuenta, por cual te decantas ? :D es que así sabremos como te sientes ahora :wink:

Avatar de Usuario
jugondelbasket32
Mensajes: 5596
Registrado: 17 Oct 2007, 20:03

por jugondelbasket32 » 13 Feb 2008, 19:28

"Cartas del Perdón"

Imagen



El perdón, para mí es un proceso de comprensión, sí, un proceso de comprensión para llegar a perdonarme y perdonar, y hacerlo cuantas veces más sean necesarias.
Hoy se que no hay paz interior si no sacamos de dentro de nosotros todo tipo de sentimientos que nos estaba impidiendo avanzar y a la vez ir sanando las heridas emocionales.

Era muy dada a complacer, y bastante generosa con los demás y muy poco o nada conmigo. El querer mantener la “paz” y el tanto complacer me hacia sentir resentida con los demás y rabiosa o enfadada conmigo, cuando en realidad buscaba cariño, atención, aprobación,... era un vivir sin vivir, generé una dependencia afectiva que me llevaba a la sumisión y en otros momentos a la rebeldía.

Un “buen día” estalló la crisis en mi, pedí ayuda y ésta llegó. Cuando empecé a mirarme a mi misma y a permitirme sentir, el dolor y el miedo se hicieron presentes, me dolía reconocer, todo lo que había permitido, todo lo que había hecho y vivido por no saber poner límites, v en cómo me culpaba y culpaba a los demás, en realidad porque no eran como yo quería que fueran.

Me costaba aceptar la realidad tal y como era, más, aceptar todo lo que veía en mi, "no ha sido nada fácil", me decía a mi misma, quiero ser sincera y honesta conmigo. Hoy estoy contenta por haber iniciado este trabajo interior, siento paz y cuando hablo lo haga desde la calma y no desde la rabia.

Así empecé a conocerme, a ver lo perdida que había estado de mi misma, comprendí que todo lo que había hecho y de lo que me reprochaba era por un lado porque no sabía hacer otra cosa y por otro, debido a las carencias afectivas y huecos emocionales no cubiertos desde mi niñez. Ni me valoraba, ni me quería y menos me respetaba. Me daba rabia ver todo lo que había permitido, me dije a mi misma: "ya está bien de hacerme más daño, es cuestión de ponerme en acción y empezar a arreglar mis asuntos pendientes".

Me di cuenta que queriendo dar lo mejor de mi en ocasiones ocurría lo contrario-salía lo que estaba dentro: sentimientos y emociones que no me gustaban- y me machacaba por ello, mental y emocionalmente. Las enfermedades se hicieron presentes: migrañas, dolores físicos, angina de pecho... ¡cuanto se crea una por no perdonarse o perdonar!... En la medida que me ocupaba de mi, cambiaba de forma de pensar y de hablar (más optimista y positiva) e iba sanando emocionalmente. Las enfermedades físicas fueron desapareciendo.

¿Qué hacer con lo que estaba dentro? Rabias, culpas, resentimientos... Empecé a escribir Cartas de Perdón. Hice una lista de todas las personas que tenía que perdonar y con cada una lo fui haciendo...

Mientras escribía desde mi sentir, ponía también una silla vacía cerca por si necesitaba expresar lo que nunca había dicho. Como por ejemplo si hubieron tocamientos o abusos sexuales.

Por ello, puede haber deseos de golpear y para ello precisamos un cojín o coger un trozo de manguera y golpear un colchón o un mueble viejo, busquemos la mejor manera de no hacernos daño. Es conveniente en estos momentos estar acompañada de una persona que nos comprenda, que ni nos critique ni censure y que pueda al final darnos un abrazo desde el corazón. Con esa misma persona podemos compartir esos secretos (cuidemos que esa persona merezca nuestra confianza).

De primero me ponía en situación de la vivencia, y con la edad que tenía en aquel momento; sintiendo (no desde la cabeza) expresando todo lo que llevaba dentro y con las palabras que salieran: "fuiste un desalmado, me manipulaste, me engañaste, o te aprovechaste,..." lo que fuera (comprendamos que aunque sean insultos la intención no es hacerlo, es liberarnos y a la vez liberar al otro/a porque se rompe el nexo de resentimiento u odio)

Veamos las necesidades del otro/a, al igual que vemos las nuestras, nos dio lo que tenía; si tenía algún tipo de adicción (por lo tanto era un enfermo/a) o si era una persona inmadura, o un depredador/a... Así, viendo la realidad de los demás, llegamos a comprender.


Carta de Perdón hacia los demás.

Podemos escribir comenzando la carta: “Ahora que comprendo, decido perdonarte, sin ocultar la realidad que pasó (...)

Veo que no tenías otra cosa que dar, te perdono y me libero y te dejo marchar, sigue tu camino (este vivo/a o no) y tu evolución, te deseo lo mejor y te dejo ir. Te dejo marchar con Amor en mi corazón” (La Comprensión y la Aceptación es Amor)


Carta de Perdón hacia si mismo/a.

También les comento que las cartas de perdón hacia mi fueron y son más numerosas y las empiezo así:

“Me perdono por ... (por ejemplo: por permitir..., por no poner límites..., por no saber decir no... por machacarme..., exigirme..., maltratarme...)

Las necesidades que estaba queriendo satisfacer eran de ... (atención, protección, que me quisieran, sentir que existía para alguien...) O tenía miedo a ... (al rechazo, al abandono, a sentirme sola/o...) (...)

Y por último, escribamos algo así:

Ahora decido amarme, respetarme, tratarme con amabilidad, ponerme límites firmes y afectuosos, aceptarme como soy con lo que me gusta y con lo que no...

Y me siento merecedor/a de amar y ser amada”.

(al final podemos firmarla y poner la fecha)


La falta de perdón nos mantiene atados. El perdón nos libera, nos hace sentirnos contentos (del corazón brota la alegría) y el buen humor empieza a surgir de dentro de nosotros.

Sintamos la vulnerabilidad (el sentirnos débiles). De esa misma debilidad brota la verdadera fortaleza, que no es lo mismo que hacernos los fuertes o aparentar o mantener una imagen (con lo que consumimos nuestra energía vital)

Nos sentimos cada vez más nosotros/as mismos/as, más auténticos/as. Como vemos la comprensión tanto hacia nosotros como hacia los demás trae de la mano al Perdón y éste trae el Amor.

Última edición por jugondelbasket32 el 15 Feb 2008, 20:47, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
jugondelbasket32
Mensajes: 5596
Registrado: 17 Oct 2007, 20:03

por jugondelbasket32 » 13 Feb 2008, 19:31

"Las Emociones"

Imagen

Expondremos a continuación algunas herramientas para sacar de dentro las emociones y sentimientos, estas son algunas que me ayudan y sirven:

- Reconocer que en algunos de nosotros/as tenemos niños/as heridos/as en cuerpos de adultos. Sanemos este niño/a dándole amor, la protección, ternura… que no tuvo. Cuando se sentía abandonado/a, triste, asustado/a dolido/a… escribámosle o visualicémosle a este niño/a diciéndole que: “ya no está sólo/a”… “que le queremos”…Aunque nos parezca una tontería da unos resultados mágicos, cuando nos encontramos asustado/as o ansiosos, acariciemos la zona del estómago diciendo, según la circunstancia, algo así: tranquilo/a, yo te quiero, no pasa nada, yo estoy contigo….

- Escribamos cartas, que no enviamos, a todas las personas con las que tenemos algo pendiente diciéndoles todo lo que sentimos… Para que sea más sanadora, podemos ponernos en el lugar y edad en que ocurrió y desde allí conectamos con el sentimiento y dejamos que fluya sin hacerlo desde la cabeza, ha de ser desde el sentir conectando con el sentimiento o emoción. El escribir es muy sanador.

- En un lugar donde estés solo/a, imagínate que está la persona que te causó el conflicto, que está sentado/a frente a ti, y le dices todo lo que no le dijiste en aquel momento, llama a todo por su nombre. Perdonarnos y perdonar haciéndolo por medio de un proceso de comprensión. Cuando comprendemos ya está el perdón y con él, clamor.

- Y ahora, empecemos a comunicarnos con claridad y expresemos lo que sentimos, a veces tenemos el pensamiento mágico que el otro/a nos ha de adivinar lo que sentimos o queremos.

- Si sentimos dolor recordemos que pegarnos a él es crear sufrimiento, el dolor es parte de la vida. Nos duelen muchas cosas, tanto en nosotros como en los demás. Al aceptar el dolor (aceptar como comentamos antes es ver la realidad) y comprendemos de dónde viene, así desaparece. El dolor a la muerte de un ser querido, o la separación de pareja se vive como una pérdida y un sentimiento de abandono, esto lleva un proceso de duelo hasta que llega la aceptación.

- Tengamos en cuenta, que no se trata ni de tapar ni rechazar lo que sentimos, si nos permitimos SENTIR y lo llevamos a la acción, habrá cambios internos que son los que transforman nuestra existencia. La paz interior que todos deseamos sentir está debajo de las “capas” de sentimientos y emociones que nos tenía en conflicto con uno mismo/a. Vivamoslo como lo que es: un proceso. A la vez disfrutemos con lo simple, lo pequeño.

- Recordemos por último que a la mayoría de nosotros/as no nos enseñaron a amarnos y respetarnos, a conocernos, ni a ser nosotros/as mismos/as, sencillamente porque a ellos tampoco le enseñaron y así de generación en generación... Nos decían algo así: “tienes que querer a los demás para que te quieran” y esto nos convertía en dependientes emocionales de los demás.

- Las emociones y sentimientos positivos y amorosos son los que nos hacen vivir con equilibrio paz y armonía, para ello como ya sabemos, hemos de vaciar lo que no nos sirve y llenar estos “huecos emocionales” con Amor hacia nosotros mismos/as en forma de aceptación y comprensión. Así vamos creando conciencia de la realidad tal y como es.
Última edición por jugondelbasket32 el 15 Feb 2008, 20:58, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
jugondelbasket32
Mensajes: 5596
Registrado: 17 Oct 2007, 20:03

por jugondelbasket32 » 13 Feb 2008, 19:34

"Cartas de amor"


Imagen


Al comenzar, expresemos desde nuestro interior, y no desde la cabeza.
Comenzemos por expresar la ira, rabia, resentimientos…, y seguimos expresando hasta concluir con amor. Ello nos ayuda a extraer de nosotros las emociones y sentimientos que nos creaba conflictos.

La carta la dirigimos a la persona motivo de conflicto. Empezemos por lo que te hizo sentir herida, luego comprendamos a la otra persona y por último, desearle lo mejor con amor.

Te puede servir de ayuda estas ideas para empezar la carta y” tirar como de un ovillo”, según las necesidades que tengas. Recuerda que es desde el sentir.

No me gusta cuando…

Me disgusta pasar por…

Ya estoy cansada de…

Me pone triste que…

Me duele que…

Me asusta cada vez que…

Me da miedo que…

Quiero…

Siento haberme ofendido en…

Lamento haberte dicho que…

Perdóname por…

Te amo por…

Te amo cuando…

Te doy las gracias por…

Te comprendo…

Te perdono…

Te deseo lo mejor…”




Ahora el comienzo de la carta que te señalamos está dirigida a ti mismo/a:

“Querida/o (nombre de la persona que escribe la carta) te acepto como eres, estoy contenta/o contigo, me gusta…

También me perdono por… Buscaba aceptación o…

Ahora decido…

Y soy capaz de…

Elijo ser feliz y…

… Me amo, me acepto como soy. Soy digna de amor…

Mi nombre.

NOTA: Recordemos que las emociones y sentimientos no son ni buenos ni malos, simplemente son nuestras emociones o sentimientos y están para ser sentidos. Nos ayuda mucho para conectar con las causas donde se originó el conflicto, también para conocernos y a su vez para dejar que brote o cree emociones y sentimientos que nos ayuden a sentirnos mejor con nosotros mismos y que nos haga actuar de forma más armoniosa.
Última edición por jugondelbasket32 el 15 Feb 2008, 20:50, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
jugondelbasket32
Mensajes: 5596
Registrado: 17 Oct 2007, 20:03

por jugondelbasket32 » 14 Feb 2008, 19:08

Pequeña biografía del Dr. Edward Bach


Imagen

1886 - Nació el 24 de septiembre en Moseley, cerca de Birmingham, Inglaterra.

1913 – Hospital del Colegio Universitario, oficial médico de accidentes, Hospital Nacional de la Temperancia, cirujano en jefe de accidentes, Hospital del Colegio Universitario, bacteriólogo asistente.

1914 – Hospital del Colegio Universitario, médico a cargo de 400 camas para heridos de guerra, Hospital del Colegio Universitario, demostrador y asistente clínico en bacteriología.

1918 – Recibió un permiso no oficial para inocular a los soldados con la vacuna contra la influenza. Renunció al Hospital del Colegio Universitario. Llevó a cabo investigaciones privadas en su propio laboratorio en Nottingham Place, Londres.

1919 – Patólogo, bacteriólogo en el Hospital Homeopático de Londres.

1922 – Renunció al Hospital Homeopático de Londres para manejar su laboratorio privado en Park Crescent, Pórtland Place, Londres. Abrió su consultorio en Harley Street, Londres.

1928 - Descubrió el primero de los 38 remedios durante un viaje a Gales en el mes de septiembre.

1930 – Renunció a sus laboratorios y a su práctica en Londres para dedicarse a la búsqueda de nuevos remedios durante la primavera. Descubrió un nuevo método de potencialización durante el verano en Gales, donde intuyó que la autentica razón por la que enferman las personas reside en el ánimo humano.

Toda enfermedad”, decía, “No es mas que la manifestación física de un malestar, de un trastorno debido a una condición mental que altera el equilibrio del cuerpo”.

En aquella época se convenció del hecho de que, dado que en la naturaleza reina una armonía perfecta, seguramente sería posible hallar en ella los remedios necesarios para establecer el equilibrio en todas las criaturas: de hecho, identificó seis flores dotadas de evidentes propiedades terapéuticas con las que creó sus primeros remedios.

De vuelta en Londres, decidió cerrar su consulta, ceder sus pacientes y el fruto de sus investigaciones a sus colegas y volver definitivamente a Gales.

Allí, en el silencio armonioso de la naturaleza y utilizando el espacio de meditación y el conocimiento interior, desarrollo aun más su gran sensibilidad, todo lo cual le permitió percibir las vibraciones y propiedades curativas de la flores.

Las herramientas fundamentales de su investigación no fueron alambiques, tubos de ensayo e instrumentos de laboratorio, sino simplemente la intuición.

Escribió el libro Cúrate a ti mismo, en el que explicaba como la enfermedad corporal puede derivarse de un estado de ánimo negativo que acaba interfiriendo en el equilibrio de la personalidad.

1931 a 1932 – Descubrió los últimos tres remedios de la serie original de los 12 remedios, Y publicó su primer folleto.

1933 a 1934 – Descubrió cuatro remedios más en Cromer, Inglaterra.

1935 – Se trasladó a Sotwell, donde se encuentra el actual Centro de Salud. Dr. Edward Bach.

1936 – Murió en Sotwell, el 27 de noviembre.

Puede encontrar más información sobre la vida y obra del Dr. Bach en el artículo Las flores de Bach y su origen.
Última edición por jugondelbasket32 el 15 Feb 2008, 20:49, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
jugondelbasket32
Mensajes: 5596
Registrado: 17 Oct 2007, 20:03

por jugondelbasket32 » 14 Feb 2008, 19:14

Las Flores de Bach y su origen

Imagen

¿Alguna ves ha observado a personas paralizadas por el miedo? ¿Ha escuchado a alguien remontarse a tiempos pasados donde las cosas eran mejores? ¿Se siente impaciente, tenso o deprimido? Los miedos, los traumas, la soledad, la falta de amor, la frustración, la desesperación y el resentimiento son emociones que han estado con nosotros desde tiempos inmemorables. Sin embargo, en esta época de notables avances tecnológicos, todavía tenemos que lidiar con ellas día con día. Esto no necesariamente es algo malo, pues nos ayudan en nuestro aprendizaje y superación personal. ¿Pero que sucede cuando sufrimos estas emociones durante todos los días durante muchas semanas, meses o incluso años? ¿Cuál es el efecto que tienen en nuestra mente y en nuestro cuerpo?

La investigación del Dr. Bach

Para Edward Bach, estás cuestiones le llenaban de preocupación. Él era un médico del país de Gales, en Gran Bretaña. Después de graduarse en Londres como médico, realizó notables trabajos de investigación en bacteriología. Como médico, tenía un enorme deseo de ayudar a las personas, pero no estaba del todo convencido de la medicina que practicaba. Así que se dedicó a la búsqueda de algún método menos agresivo, más sutil, benigno y suave. Fue entonces que tuvo contacto con la Homeopatía, en la cual también se destacó como médico e investigador, recibiendo el reconocimiento de sus colegas.

Después de algunos años de practicar la medicina en Londres con mucho éxito, se encontró con un hecho curioso: algunos pacientes que tenían la misma enfermedad tenían algunas otras características similares, como su postura, su forma de hablar, sus gestos y sus expresiones. Empezó entonces a analizar a sus pacientes no solo por sus enfermedades y síntomas, sino por sus personalidades. Por supuesto, necesitaba de un remedio para cada tipo de personalidad.

Esta investigación lo llevó a probar con sus pacientes algunos remedios basados en flores que recogió durante unas vacaciones en Gales. Obtuvo tan buenos resultados al prepararlos de forma homeopática, que decide mudarse definitivamente a Gales, para sumergirse en el desarrollo de una nueva medicina. De forma intuitiva empieza a recoger flores que percibe adecuadas para resolver los problemas de cada una de las personalidades que ha identificado.

El método que usa para preparar sus tinturas también es novedoso: en lugar de tomar los extractos de las flores y empezar a hacer diluciones, como se usa en homeopatía, simplemente recoge el rocío que ha quedado depositado en las flores por la mañana, y lo usa como tintura madre. Para su asombro, este rocío es suficientemente poderoso como para crear efectos significativos en las personas. Después experimenta sumergiendo algunos de los brotes de las flores en un frasco de cristal lleno de agua mineral, y dejándolos en el sol durante algunas horas, permitiendo que el sol transmita la energía de las flores al agua mineral, la cual queda convertida en tintura.

Después de experimentar los efectos de algunas tinturas de flores consigo mismo, y luego con plantas y animales, empieza a probar sus remedios con pacientes, recetándoles remedios de acuerdo a su tipo de personalidad en lugar de a sus síntomas. Debido a los sorprendentes resultados que obtiene, decide tomar una nueva filosofía en su investigación: Para corregir una enfermedad física, es necesario primero corregir los problemas mentales y emocionales del paciente.

A pesar de que esta idea es prevaleciente en muchas filosofías y medicinas tradicionales, era completamente novedosa en su práctica y la de sus colegas. Bach pensaba que el tratamiento de las emociones y la mente son fundamentales al momento de tratar las enfermedades físicas.

Al momento de corregir los problemas emocionales, los problemas físicos pueden resolverse más fácil y rápidamente, y sin riesgo de que vuelvan a presentarse. A pesar del énfasis que se la ha dado al sistema floral de Bach para resolver los problemas emocionales, no debe de olvidarse su utilidad para corregir problemas físicos.

Es así como logra reunir 38 remedios, cada uno con una aplicación específica para un tipo de personalidad, cada una con problemas mentales o emocionales. Estos 38 remedios están compuestos por 34 flores silvestres, 3 flores de cultivo y el último no es una flor, sino agua de manantial.

Así, el Dr. Bach desarrolla una nueva medicina, sutil y eficiente, pero sobre todo relacionada con uno de los campos más descuidados por la medicina tradicional: las emociones. Además, es un sistema holístico, es decir integral, pues reúne la mente y las emociones con el cuerpo del paciente.

Lo que el Dr. Bach nos ha dado es una poderosa herramienta para la salud. Basta con tomar unas gotitas de los remedios florales para que una persona pueda superar miedos, depresión, impaciencia, soledad o traumas del pasado, entre muchos otros problemas emocionales, encaminándola a resolver los problemas físicos asociados con esas emociones. Queda entonces la responsabilidad de sanarnos a nosotros mismos en todos los aspectos de nuestra persona
Última edición por jugondelbasket32 el 15 Feb 2008, 20:51, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
jugondelbasket32
Mensajes: 5596
Registrado: 17 Oct 2007, 20:03

por jugondelbasket32 » 14 Feb 2008, 19:21

Aplicaciones de las Flores de Bach para problemas mentales y emocionales

Las aplicaciones de las Flores de Bach para problemas emocionales son numerosas. He aquí una pequeña muestra de sus posibles usos:

Depresión
Angustia
Ansiedad
Nerviosismo
Irritabilidad
Vivir en el pasado, añoranza
Adicciones
Soledad
Miedos específicos
Miedos inexplicables, que no se sabe de donde provienen.
Vergüenza
Anticipación al fracaso port falta de confianza
Baja autoestima
Pánico, Terror
Miedo a perder el control
Timidez
Desesperación
Agotamiento físico o mental
Preocupación oculta que no se reconoce
Preocupación, angustia por seres queridos
Duelos, pérdidas
Alcoholismo
Obsesión
Celos
Stress
Problemas de autoestima
Desinterés
...........................................................y sigue la lista

Imagen

Avatar de Usuario
jugondelbasket32
Mensajes: 5596
Registrado: 17 Oct 2007, 20:03

por jugondelbasket32 » 14 Feb 2008, 19:24

Aplicaciones de las Flores de Bach en bebés y niños
Imagen

Las Flores de Bach son totalmente seguras para los bebés y los niños. Constituyen una alternativa ideal para resolver problemas emocionales, especialmente por que no existen muchas alternativas para los problemas cotidianos que sufren los bebés y los niños.

Algunas aplicaciones de las Flores de Bach para bebés y niños son:

Recién nacidos
Problemas para dormir
Pesadillas
Mojar la cama
Miedos
Aprendizaje
Exámenes
Hiperactividad
Berrinches y rabietas
Timidez
Padres divorciados o fallecidos
Pubertad
Imagen
Última edición por jugondelbasket32 el 15 Feb 2008, 20:59, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
jugondelbasket32
Mensajes: 5596
Registrado: 17 Oct 2007, 20:03

por jugondelbasket32 » 14 Feb 2008, 19:25

Aplicaciones de las Flores de Bach para mujeres
Imagen
Las mujeres sufren de los mismos problemas emocionales que todos los seres humanos. Sin embargo, también padecen algunos problemas exclusivos de su género. Para esos problemas también existen Flores de Bach específicas.

Algunas aplicaciones de las Flores de Bach para mujeres son:

Pubertad
Embarazo
Parto
Lactancia
Menopausia
Problemas sexuales
Tensión premenstrual
Infertilidad
Problemas de menstruación
Imagen
Última edición por jugondelbasket32 el 15 Feb 2008, 21:00, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
jugondelbasket32
Mensajes: 5596
Registrado: 17 Oct 2007, 20:03

por jugondelbasket32 » 14 Feb 2008, 19:36

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

spicy
Mensajes: 14851
Registrado: 04 Jul 2005, 03:46
Ubicación: Tan lejos, tan cerca...........

por spicy » 14 Feb 2008, 19:38

Tienes algo para adelgazar?
Imagen

181 mensajes

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Bing [Bot], Nikola Sarcevic, rdawkins, Tipet, Trasgus. y 33 invitados

Fecha actual 24 May 2020, 23:34