Concurso de relatos policiacos
La vida al margen del deporte (la hay)

133 mensajes
Avatar de Usuario
Aiminajaiueitujel
Mensajes: 1945
Registrado: 09 Jun 2009, 18:57
Ubicación: Llegando ya al peaje.

Concurso de relatos policiacos

por Aiminajaiueitujel » 04 Jul 2010, 18:39

Concurso de relatos policiacos

Pues visto lo visto y que gané por decreto el último concurso, organizo el nuevo.
Resulta que eclipsándose mutuamente, van ya cinco certámenes y que sean muchos más. En todos se ha exhibido un nivelazo, espero que éste sea tan mucho como no fueron la mayoría del resto y todo lo contrario de que sí.
Sé que en cuanto a los relatos lo pasaremos bien, pero desde este momento exijo implicación y ganas a la hora de comentar y votar. Parte muy importante de escribir es que te lean y que te critiquen, así que espero mucha implicación de todos, como sucedió en los primeros concursos.

Personalmente, los concursos han supuesto para mí un reto detrás de otro. No me gustan la sci-fi, la fantasía ni los relatos eróticos, sin embargo participé activamente en dichos concursos con la sana intención de aprender y parodiar a partes iguales. Darle vueltas y volteretas a géneros que había leído tan poco me hizo enfrentarme al folio (léase "Bloc de notas") con más humildad que de costumbre.
El resultado no fue muy allá. Escribí lo de siempre, pero entre tópicos y ambientes artificiales, pero echamos el rato al menos.
Pues bien, el relato policiaco no es tampoco mi fuerte (aunque de eso sí que he leído), pero volveré a hacer el imbécil por escrito.


Consideraremos relato policiaco todo aquel que tenga como protagonistas a personas implicadas de una u otra forma en crímenes e investigaciones policiales, siendo estos los argumentos principales de los relatos. Hablamos de policías, detectives, delincuentes, cómplices, testigos, etc, envueltos en casos misteriosos, persecuciones, tiroteos y controles de alcoholemia.


En otras ediciones, se ha citado definiciones del género y tal. Yo pongo un cacho de lo de la Wikipedia y ya vais sobrados:

El género policial es un género narrativo en el cual mediante la observación, el análisis y la deducción lógica, aplicada a un hecho policial, se busca descubrir al autor de un delito y sus acciones. Se puede dividir en dos géneros, clásico y negro, diferenciándose en el espacio y en el comportamiento de los personajes al actuar frente el enigma planteado.




Pues eso, paso a comentar las normas del concurso. Leedlas con atención y tal:

Extensión: entre 250 y 25000 palabras. Creo que los relatos no deberían pasar mucho de las 2000 palabras, porque dentro de la dinámica del concurso se puede hacer pesado leer tres o cuatros relatos y que uno de ellos sea tan largo. De todas formas ya veis que tenéis margen de sobra y que podéis hacerlo larguísimo, no me meto en vuestra vida.

Los relatos, para ser admitidos a concurso y publicados, habrán de ser remitidos a este humilde organizador mediante mensaje privado, especificando título y seudónimo.
Si no especificáis un seudónimo, el relato se publicará bajo el nick de quien lo envía. Si no escribís expresamente el título, el menda le pondrá uno feo y ridículo.
Iré publicando en el hilo y el índice los relatos en orden estrictamente aleatorio (bah, al final los pondré por orden :P ).

La votación seguirá el conocido sistema de asignación de puntuaciones a 7 relatos, debiendo asignarse a cada uno 7, 6, 5, 4, 3, 2, y 1 puntos, respectivamente. Finalizado el plazo de votación, se proclamará ganador al relato con mayor puntuación recibida, y su autor será galardonado con el marrón/honor de organizar el siguiente concurso.

Si un autor no vota, no opta a ganar. Así de claro y así de radical. Y cuidado con no comentar los relatos de los demás participantes, que me pongo serio y os echo a todos.


Y por poner fechas...

FASE de PRESENTACION DE CUENTITOS: Desde YA hasta las 23:59 del sábado 4 de Septiembre de 2010... emmm... bueno, quien dice esa fecha dice la misma hora pero un mes después...
Venga, va, hasta las 23:59 del sábado 4 de Octubre de 2010.

FASE de Votación: Desde el 6 de Octubre hasta el 21 de Octubre (inclusive).

A no ser que expresamente se pida lo contrario, al acabar el concurso se harán públicos los autores de los relatos que hayan escribo bajo seudónimo.




Links a concursos pasados:

Concurso de relatos surrealistas

Concurso de relatos cómicos

Concurso de relatos de ciencia ficción

Concurso de relatos de fantasía

Concurso de relatos eróticos


ÍNDICE

RATAS, por Simpkins

¡Ay, qué situación!, por En casa del herrero parió la abuela

Estoy hasta los cojones, por Madame Butterfly

Esperanza, por MackyMDL

Universos, por A quien madruga le sacarán los ojos

Esto es triste, por La vaca que rie y el granjero que la porculiza

Cocina catalana, por papito_rodriguez

Cara y cruz, por Manetes de Goma
Última edición por Aiminajaiueitujel el 14 Sep 2010, 15:25, editado 6 veces en total.

Avatar de Usuario
antonio1004
Mensajes: 33672
Registrado: 15 Mar 2003, 11:08

Re: Concurso de relatos policiacios

por antonio1004 » 04 Jul 2010, 19:50

Esta vez prometo escribir algo, encima de que propongo la temática y estoy de vacaciones, estaría mal si no lo hiciera.

Y votaré y comentaré como un niño bueno.

Avatar de Usuario
MackyMDL
Mensajes: 3920
Registrado: 21 Jul 2005, 20:56
Ubicación: entre la cama y el sofá

Re: Concurso de relatos policiacios

por MackyMDL » 04 Jul 2010, 21:03

Fue un día duro en la oficina. Su jefe le abroncó más que de costumbre. Como siempre, le tocó comer solo. Perdió el autobús de camino a casa y tuvo que caminar durante una hora. Se desató una tormenta imprevista en pleno agosto. Al llegar al portal se dio cuenta de que esa mañana cambiaban la cerradura. Llamó al telefonillo pero nadie contestó, por lo que espero durante veinte minutos con la ropa mojada. Por fin, salió un vecino que le informó de que el ascensor se encontraba averiado. Bueno, ocho pisos tampoco eran tantos. Abrió la puerta y cuando entró en casa escuchó un gemido extraño. Se alarmó, y armado con un pisapapeles se adentro en el pasillo. A través de la puerta entreabierta del dormitorio, pudo observar a su mujer cepillándose a su mejor amigo. Con sigilo, abandonó la casa y deambuló un rato por el barrio, hasta que decidió sentarse en una terraza. Siempre había querido ser investigador. Pidió un café y comenzó a estudiar las pruebas. Poco a poco, fue atando cabos y descartando teorías de diversa índole, hasta que por fin, con una sonrisa triunfante y un brillo anormal en los ojos, lo comprendió. Su vida era una **** mierda. Al menos, ahora que lo sabía, tenía en su mano hacer todo lo posible para cambiarla.
Imagen

Avatar de Usuario
MackyMDL
Mensajes: 3920
Registrado: 21 Jul 2005, 20:56
Ubicación: entre la cama y el sofá

Re: Concurso de relatos policiacios

por MackyMDL » 04 Jul 2010, 21:29

La persecución llegó a su punto culminante. Ella se había dado cuenta ya de todo, y no hacía nada por disimularlo. Giró por una bocacalle, y esperó en una pequeña plaza solitaria.

- Bueno, ¿por qué me sigues? -preguntó.
- Creo que ya lo sabes. -le respondí, fijando duramente la mirada en sus ojos implorantes.- ¿Dónde está?
- No lo sé. Nunca lo he sabido, en realidad. Pero supongo que esa ya da igual, ¿no?
Había un ligero tono de desprecio en su asustada voz, a pesar de todo. Ella sabía perfectamente lo que sucedería a continuación, pero a pesar de ello se mostró tan firme y tajante como siempre. Nunca la deseé con tanta pasión como en aquel momento.

- Eva... -le dije con tono conciliador- por tu bien, es mejor que me lo digas ahora. Te evitarás muchos sufrimientos.- Pero no obtuve respuesta. Testadura como siempre. Pues bueno, peor para ella. Saqué la porra del abrigo y me dirigí hacía ella con paso firme. Le temblaba ligeramente el labio inferior, como siempre que tenía miedo, pero aún así no perdió su dignidad y cuando estuve a dos pasos de ella, me escupió. Ella sabía como reaccionaría y todo lo que ello conllevaría, pero ni siquiera intentó protegerse. El primer golpe en la cabeza la tiró al suelo y rezé para que hubiese perdido el sentido, pero se incorporó con suma dificultad y se volvió para esputarme una mezcla de sangre y saliva. Siguieron dos golpes en las costillas, donde pude oír como se quebraba su frágil cuerpo. Pero tan testaruda como siempre, intentó reincorporarse.
- ¿A qué esperas? Siempre has sido un cobarde y un mari...- pero no le dejé terminar la frase y lancé su cara contra el suelo con todas mis fuerzas, una y otra vez, hasta que la sangre me nubló la vista. Me reincorporé un poco aturdido e inhalé profundamente el olor a mierda que siempre acompaña a la muerte.
Imagen

Avatar de Usuario
arturo_papito
Mensajes: 15710
Registrado: 12 Mar 2007, 09:35
Ubicación: En la iglesia pollito

Re: Concurso de relatos policiacios

por arturo_papito » 04 Jul 2010, 21:37

Coña MackyMDL, no te hagas atuounes de esos. Lee, POR PRIVADÍNNNNNN.

Yo como quería escribir un relato guarro, haré que la chica que lame todo sea policia y punto.
Imagen

Avatar de Usuario
antonio1004
Mensajes: 33672
Registrado: 15 Mar 2003, 11:08

Re: Concurso de relatos policiacios

por antonio1004 » 04 Jul 2010, 21:48

Empieza bien esto, si :D

Avatar de Usuario
MackyMDL
Mensajes: 3920
Registrado: 21 Jul 2005, 20:56
Ubicación: entre la cama y el sofá

Re: Concurso de relatos policiacios

por MackyMDL » 04 Jul 2010, 21:52

arturo_papito escribió:Coña MackyMDL, no te hagas atuounes de esos. Lee, POR PRIVADÍNNNNNN.

Yo como quería escribir un relato guarro, haré que la chica que lame todo sea policia y punto.


¡Abajo la ley y el orden!
Imagen

Avatar de Usuario
MackyMDL
Mensajes: 3920
Registrado: 21 Jul 2005, 20:56
Ubicación: entre la cama y el sofá

Re: Concurso de relatos policiacios

por MackyMDL » 04 Jul 2010, 22:41

Venga, el último.

Desde hacía meses, se estaba produciendo una oleada de robos en la tienda. Primero, desconfiaron de los empleados. Más tarde, instalaron cámaras para controlar a la clientela. Incluso llegaron a controlar un segurata. Pero los robos continuaban produciéndose. Desesperado, el pobre propietario decidió recurrir a un investigador privado, el señor Lucio.

Éste fue uno de los casos más extraños en la carrera de Lucio. Frecuentó la tienda como cliente durante dos semanas, sin observar nada anormal. Pero los productos seguían desapareciendo. Decidió colocarse como empleado, para ver si lograba sonsacar algo a sus compañeros, pero poca cosa descubrió. Hizo guardia día y noche ante la tienda, pero nada extraño acontecía. Sin embargo, herido en su amor propio, Lucio se negó a abandonar el caso.

Redobló sus esfuerzos y siguió con disimulo tanto a clientes habituales como empleados. Hasta que un día reparó en un hombre mayor, encorvado y bonachón. Venía habitualmente, daba un paseo por el interior y se iba sin comprar nada. Le siguió por toda la tienda sin éxito, una, dos, hasta tres veces. Estaba convencido de que era el ladrón, pero no le había visto coger nada en ningún momento ni tenía pruebas para acusarle.

El propietario del negocio terminó por despedirle, visto el nulo resultado de sus pesquisas. Pero Lucio, por amor propio, continuó rondando y observando. Estaba convencido de que era ese hombre que se movía tan lentamente. Por fin un día, harto de tanta incertidumbre, lo interceptó a la salida de la tienda.

- Oiga, -le espetó azoradamente mientras le asía por las solapas- sé que es usted el ladrón, lo sé.
- Pero no se azore, buen hombre. -sonrío el anciano- ¿Y cómo ha tardado tanto en darse cuenta? Pues ya van casi dos meses que le veo rondando el local...
- No lo he descubierto... todavía -contestó atropelladamente Lucio, desconcertado ante la sinceridad del viejo.
- Bueno, si tiene usted a bien soltarme, se lo contaré todo y podrá dedicarse a otros menesteres más productivos.
- Empiece, entonces -le ordenó, mientras buscaba en el bolsillo su vieja grabadora.
- ¿Seguro que no lo ha dejado usted en casa? -preguntó el viejo con ligera sorna.
- ¿El qué?
- Pues eso que está buscando, joven. ¡Ay, cómo son los mozos de hoy en día! Andan ustedes con tanta prisa que no saben ni donde tienen la cabeza.

Y no le faltaba razón a nuestro vetusto ladronzuelo, pues el joven que aquí les cuenta ha olvidado el final de este relato.
Imagen

Avatar de Usuario
Beodo
Mensajes: 808
Registrado: 25 Jul 2009, 12:01
Ubicación: Tititititi, piuj, piuj

Re: Concurso de relatos policiacios

por Beodo » 04 Jul 2010, 22:58

MackyMDL escribió:Sí, no sé leer, pero eso nunca ha sido una traba para mis referentes literarios.


Imagen

Avatar de Usuario
beetle56
Mensajes: 11155
Registrado: 09 Oct 2004, 12:56
Ubicación: In the middle of nowhere.....

Re: Concurso de relatos policiacios

por beetle56 » 04 Jul 2010, 23:45

Aiminajaiueitujel escribió:
Extensión: entre 250 y 25000 palabras. Creo que los relatos no deberían pasar mucho de las 2000 palabras,




Revisa esta norma. Supongo que serán 2500, en vez de 25000.

Manos a la obra. :)

Avatar de Usuario
MackyMDL
Mensajes: 3920
Registrado: 21 Jul 2005, 20:56
Ubicación: entre la cama y el sofá

Re: Concurso de relatos policiacios

por MackyMDL » 04 Jul 2010, 23:53

Beodo escribió:
MackyMDL escribió:Sí, no sé leer, pero eso nunca ha sido una traba para mis referentes literarios.


Imagen


:mrgreen:

¿Te han gustado los relatos?
Imagen

Avatar de Usuario
Aiminajaiueitujel
Mensajes: 1945
Registrado: 09 Jun 2009, 18:57
Ubicación: Llegando ya al peaje.

Re: Concurso de relatos policiacios

por Aiminajaiueitujel » 05 Jul 2010, 04:02

beetle56 escribió:
Aiminajaiueitujel escribió:Extensión: entre 250 y 25000 palabras. Creo que los relatos no deberían pasar mucho de las 2000 palabras,




Revisa esta norma. Supongo que serán 2500, en vez de 25000.

Manos a la obra. :)


En absoluto, le he puesto esas cifras a conciencia :P . La gracia es que hay total libertad en cuanto a la extensión, aunque ya habéis visto mis consejos.

P.D: Oye, MackyMDL, comentaré tus relatos aunque no entren a concurso :D .

Avatar de Usuario
Aiminajaiueitujel
Mensajes: 1945
Registrado: 09 Jun 2009, 18:57
Ubicación: Llegando ya al peaje.

Re: Concurso de relatos policiacios

por Aiminajaiueitujel » 05 Jul 2010, 04:07

RATAS por Simpkins

Rodrigo esperaba en el coche. Era otra noche de vigilia, otra noche de tantas. En su oficio dormir poco y en horarios poco frecuentes era algo natural. Hacía tiempo que había comprendido que el termo y el café eran dos de sus mejores aliados.

El sujeto al que vigilaba desde hacía tres semanas había entrado en un bloque, había subido al tercer piso y había llamado al timbre del tercero “B”. De eso hacía ya cuarenta y cinco minutos. Rodrigo sabía que no tardaría mucho en salir.

Esperar cuando sabes lo que va a suceder, cuando ya no queda nada por investigar y simplemente te queda por averiguar como darás carpetazo final a un encargo, era la parte que más le gustaba de su trabajo. Más que nada porque esa parte significaba que el cobro de la minuta ya le esperaba.

Mientras aguardaba a que el tipo saliese, Rodrigo aprovechó para repasar el informe que había elaborado: Ramón García Castro, cincuenta y tres años, dueño de una empresa dedicada a la producción de bolsas de basura. Su patrimonio estimado se sitúa alrededor de los ocho millones de euros. Casado con Silvia Ruíz, señora de cuarenta y cinco años, ama de casa. Tiene tres hijos, de veintitrés, diecinueve y quince años. Un hombre involucrado con su comunidad, colabora activamente en los actos culturales y festivos de su pueblo, así como con la parroquia. Rodrigo cerró el informe. “Lo que vendría a ser un tipo respetable.”-pensó mientras se le escapaba una sonrisa.

Después de ojear el archivo, cogió un sobre que había dentro de la carpeta, lo abrió y miró las fotos que habían sido tomadas unas semanas antes. “Definitivamente estas fotos le harían demasiado daño a mi cliente, no creo que fuese exactamente lo que esperaba”- reflexionó.

Justo en el momento en que volvió a levantar la mirada, Ramón cruzó el portal del bloque.

“Bueno, ha llegado el momento”- se dijo para sí mismo, mientras, con el sobre en la mano, se disponía a salir del vehículo.

-¿Ramón García?-preguntó mientras se le acercaba por la espalda.

Ramón se giró sorprendido, pálido y ciertamente incómodo. Estaba claro que no esperaba a nadie.

-Ramón García, ¿verdad? ¿Es usted?

Después de mirar hacia todos los lados posibles y titubear unos instantes, Ramón respondió:

-Sí, soy yo, ¿quién lo pregunta?
-Eso no importa. Lo único que debe saber es que me ha contratado su mujer.

Ramón palideció de golpe.

-Tranquilo, si estoy hablando ahora con usted es porque todavía no sabe nada... todavía – y mientras Rodrigo ponía todo el énfasis posible en ese: “todavía”, le tendía el sobre con las fotos.

Al ojear el contenido Ramón empezó a temblar como un flan, al volver a abrir la boca tartamudeó.

-¿Y... y... qu... qué quiere?
-Ya le he dicho que estuviese tranquilo, si estoy aquí es porque su mujer no sabe nada. Y quiero que sepa que yo no soy ningún desaprensivo que disfruta rompiendo familias. Usted tiene una buena esposa y tres hijos y comprendo que si se enterasen de lo que estas fotos evidencian no sólo usted se vería perjudicado, sino que ellos también sufrirían... ¿no cree?
-Sss...ss...sí, está claro...
-El problema es que su mujer me ha contratado y yo soy un hombre que se debe a su trabajo. - Continuó Rodrigo mientras se encogía de hombros y su cara dibujaba una mueca con la que parecía querer decir: “lo siento, no me queda otra.”-Y como cualquier persona, además, necesito comer. Vamos, comprende que esto lo hago por ganarme el pan, ¿verdad?
-Claro, claro...-volvió a balbucear Ramón que parecía que sólo desease que la tierra le engullese.
-Entonces cree usted que podremos llegar a algún tipo de acuerdo en el que todos salgamos ganado, ¿verdad?
-Por... por supuesto, ¿cuánto quiere? - la pregunta fue automática y Rodrigo agradeció que el tipejo hubiese entendido tan bien la situación y se mostrara cooperativo.
-Su mujer me ha abonado cuatro mil euros por mis servicios, entenderá que romper la relación con un buen cliente tiene un precio.
-¡Dígame cuánto quiere!-parecía que Ramón ya no podía contener más la tensión.
-Dejémoslo en cuarenta mil euros. Me los entrega aquí la semana que viene. El miércoles, a la misma hora, luego ya podrá volver a sucumbir a los encantos de ese pedazo de “mujer”, y cuando llegue semana santa podrá financiar la procesión de su pueblo y seguir sacando pecho.

Rodrigo no pudo evitar el sarcasmo, luego le sacudió un poco el hombro en un gesto típico de colegueo. Al notar la mano en el hombro Ramón agachó la cabeza. Era consciente de que no le quedaba otra que acceder. Mientras no le pidiese más, cuarenta mil euros era un buen precio por su silencio, un buen precio por conservar su imagen y su apacible vida, sin embargo temía que ese no fuese más que la primera de muchas exigencias. Sin embargo, aun con sus dudas, Ramón, sin levantar la cabeza, balbuceó un último: “Está bien, el miércoles a esta misma hora”.

Por suerte para Ramón, Rodrigo no tenía intención de pedirle más dinero. Aunque fuese una rata viviendo de las cloacas, una rata que se aprovechaba de los secretos y perversiones de otros, le gustaba creer que entre ratas también existía cierto código de honor... y el chantaje prolongado estaba fuera de lugar.

En el fondo, simplemente, creía que él tenía derecho a sangrarle un poco de dinero y que a cambio el tipejo conservase a su familia. Una familia que seguiría siendo feliz, aunque fuese viviendo en la inopia. Ramón, entre tanto, podría seguir disfrutando mientras Raika, esa hermosa chica con un miembro de veinte centímetros, le daba por el culo. Y en su mente también veía aceptable que Raika cobrase su parte por haber accedido a tomar las fotos. Lo mirase por donde lo mirase, parecía un trato justo. Además, era plenamente consciente de que Ramón no había sido el primero ni, con total seguridad, sería el último de los “hombres respetables” con los que se cruzaría de ahí en adelante.

Avatar de Usuario
MackyMDL
Mensajes: 3920
Registrado: 21 Jul 2005, 20:56
Ubicación: entre la cama y el sofá

Re: Concurso de relatos policiacios

por MackyMDL » 05 Jul 2010, 09:15

Aiminajaiueitujel escribió:P.D: Oye, MackyMDL, comentaré tus relatos aunque no entren a concurso :D .


Nah, si están hecho a vuelapluma. Ya presentaré un par (por los cauces reglamentarios) que tengan algo de contenido. :wink:

Me ha gustado el de Simpkins, como siempre que leo algo suyo.
Imagen

Avatar de Usuario
PouPierce
Mensajes: 9466
Registrado: 25 Abr 2010, 20:43
Ubicación: Umbral de exigencia

Re: Concurso de relatos policiacios

por PouPierce » 05 Jul 2010, 16:22

Escribo para tenerlo en la egosearch.
Imagen

inútil cosmonauta
el que contempla estrellas
para no ver las ratas


eMe

florenciostator_bask!
Mensajes: 73
Registrado: 16 Feb 2010, 14:17

Re: Concurso de relatos policiacios

por florenciostator_bask! » 05 Jul 2010, 16:33

da igual la tematica?
_George_ escribió:Coño, la metralleta de Papaloukas ha vuelto. Y lo hace con sus pseudoteorías conspiratorias opresoras. Un grande.

Avatar de Usuario
iNsTaNte_aLepH
Mensajes: 21906
Registrado: 18 Oct 2006, 02:43
Ubicación: Fumando

Re: Concurso de relatos policiacios

por iNsTaNte_aLepH » 05 Jul 2010, 16:38

Yo paso por una pequeña crisis de identidad literaria. No sé si participaré, pero intentaré leer y comentar cosas. En otros concursos no lo he hecho por motivos que ahora no vienen al caso.

Suerte en la organización y gracias.
Imagen

Avatar de Usuario
Aiminajaiueitujel
Mensajes: 1945
Registrado: 09 Jun 2009, 18:57
Ubicación: Llegando ya al peaje.

Re: Concurso de relatos policiacios

por Aiminajaiueitujel » 05 Jul 2010, 17:17

¡Ay, qué situación!, por En casa del herrero parió la abuela

El teléfono despertó de forma repentina con un estruendo de acordes y voces. "If you wanna be my lover", decía, "you gotta get with my friends". El pesado cuerpo de aquel hombre reptó torpemente hacia la otra orilla de la cama, hacia la mesita de noche, hacia la lamparita y hacia el dichoso móvil. Su mente aún no estaba lo suficientemente viva como para interpretar correctamente lo que querían decir el 2, los dos puntos y el 37 que había en la pantalla del despertador.
Descolgó, pero no animó a quien estuviera al otro lado de la línea a hablar. Simplemente se limitó a permitirle que le hablara, que no estaba la noche para mucho más. "Inspector, le espero en mi despacho, pero no le esperaré mucho más de 10 minutos", le espetó el comisario, un hombre que estaba de acuerdo con él en que la noche no estaba para mucho más. La diferencia entre ellos es que en el comisario era habitual ese estado, su sonrisa tenía todavía el papel de embalar.

No quedaba otra, el inspector se arrastró a fuerza de voluntad hasta la silla donde había puesto su ropa del día anterior y se vistió entre aromas de tabaco y noche cerrada. Corpulento y torpe a causa del sueño, tropezó con cuanto había en su piso de camino a la puerta. Quizás eso fue lo que despertó a su perro, que ladró sin convencimiento, deseando que no hubiera nadie a quien asustar ni de quien asustarse. "Tranquilo, chico, volveré por la mañana", susurró. Se puso el sombrero y se envolvió en la oscuridad de la madrugada.

Al llegar, 20 minutos después, el comisario le recibió con una palmadita de ánimo, un saludo amistoso y un café recién hecho. O no. El caso es que hacía semanas que se traían una serie de asesinatos entre manos. Un maldito desalmado se había dedicado a raptar personas de forma indiscriminada con la sana intención de torturarlos cruelmente y asesinarlos después. Era un caso que arrugaba las narices de todos en la comisaría y que traía de cabeza al inspector. El asesino parecía conocer la forma de proceder de sus perseguidores, pues llevaba tiempo evitando dejar huellas, dejar signos de su presencia, mudándose de zona a zona de la ciudad. Era hábil y estaba loco. "Inspector, nuestros agentes han encontrado un piso, un apartamento sospechoso a las afueras de la ciudad recién alquilado", comenzó. En el despacho estaba con dos agentes y el sub-comisario. "Está bien comunicado, renta por semanas y no tiene vecinos en la misma planta", dijo uno de los agentes. El comisario fusiló al pobre hombre con su mirada por haber hablado sin su permiso, pero continuó "Estamos convencidos de que nuestro hombre está allí". Sus palabras no presagiaban una noche fácil.

Estaba cansado. No ya físicamente, sino dentro de su cabeza. Estaba exhausto, no daba más de sí. Llevaba ya mucho tiempo en ese maldito caso que se estaba alargando más de lo normal. Había encontrado numerosas y oportunas pruebas, había hallado muchísimos indicios socorridos, había estado muy implicado y todo para llegar a este momento crucial.
Estaba, decía, muy cansado y no le ayudaba a relajarse la dichosa orden directa de su superior de estar toda la noche vigilando su propio piso franco, esperando por si se veía a sí mismo.
¡Qué situación!

Avatar de Usuario
Frozen
Mensajes: 13407
Registrado: 03 Ago 2008, 21:38

Re: Concurso de relatos policiacios

por Frozen » 05 Jul 2010, 17:41

PouPierce escribió:Escribo para tenerlo en la egosearch.


+1

Puede que participe. Depende de como ande mi ingenio.
Imagen

Avatar de Usuario
iNsTaNte_aLepH
Mensajes: 21906
Registrado: 18 Oct 2006, 02:43
Ubicación: Fumando

Re: Concurso de relatos policiacos

por iNsTaNte_aLepH » 05 Jul 2010, 19:30

RATAS por Simpkins

Desde luego él ya sabe que escribe bien, vamos, lo que podría decirse academicamente bien. Buena estructura, párrafos cortos , frases sencillas y buena utilización de la narración, el pensamiento y el diálogo.

No aporta mucha originalidad al tema en cuestión, haciéndose previsible. Pero esto tampoco es un fallo, me gustan las historias, los finales al fin y al cabo me importan un bledo.

Me ha gustado vaya.


¡Ay, qué situación!, por En casa del herrero parió la abuela

No sé porque me ha resultado tremendamente gracioso en el desarrollo y las descripciones. Previsible como el anterior pero de momento una buena apertura de boca, esperaremos más aportaciones.



Los presentados fuera de concurso en principio prefiero no valorarlos, si veo que se presentan pocos relatos lo haré.
Imagen

133 mensajes

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 18 invitados

Fecha actual 06 Jul 2020, 05:43