La NBA tiene un serio problema de comunicación

  • La twitteración de la vida real es realmente insoportable. Y eso que intento esquivar todo el material tóxico que puedo; paso de política, de la supuesta actualidad que se suele englobar como "las noticias" (todo negativo), ni hablar ya de famoseo y demás mierdas, en el fútbol me limito a lo que veo porque jamás podré enterarme por terceros de si un equipo realmente jugó bien o mal, o de si una jugada estuvo bien o mal arbitrada. Pero hombre, para seguir la NBA por una cuestión de horarios y de volumen necesito apoyo, aunque intente centrarme en los Celtics, y ahí es donde no puedo escapar al flujo constante de basura.

    Ya sé que las críticas no son nuevas, que durante un breve periodo existió un tal Tragic Johnson, pero de eso te enterabas luego, escarbando. La portada, lo primero que te entraba por los ojos, era lo bueno que eran Magic, Bird, Jordan, Barkley, Dominique y así hasta llegar fácil a la media centena de estrellas, lo bien que jugaban los Celtics, los Lakers, los Sixers, los Pistons, los Bucks, los Warriors del run tmc ... igual si luego escarbabas podías llegar a la conclusión de que la mayoría de esos equipos iban por un lado del cuadro y a los Lakers le quedaba un camino más amable, pero la carta de presentación no era "bah, si los Lakers no han jugado contra nadie, ya verás cuando se enfrenten a un equipo de verdad", eran los Lakers del showtime o acaso eran los Lakers del camino despejado?

    Hay mucha gente descubriendo a los Celtics en estas finales, si es que han reunido el ánimo suficiente para ver las finales, porque lo poco que han oído y leído sobre ellos (ignorados hasta que no quedaba más remedio) eran pestes, y claro, para justificar lo que está pasando no queda más recurso que decir que los Mavs tampoco son nadie, los Mavs que se han llevado el oeste con bastante solvencia, no sólo frente a los Wolves sino que su 4-2 a OKC da a entender más igualdad de la que realmente hubo, pero no, tampoco valen. La conclusión es clara, la NBA no tiene actualmente ni un solo buen equipo, NI UNO (igual Lakes y Suns, que a tenor de los galardones parece que han sido bastante dominantes esta temporada, pero el tema de las votaciones, torpemente ligadas a intereses económicos, da como para tratarlo en su propio hilo).

    Como aficionado de los Celtics siento cierto alivio al ver que el camión de basura que estaban volcando sobre Tatum ya no hay forma de sostenerlo, pero no puedo evitar el asco que me produce que ese mismo camión lo estén volcando ahora sobre Doncic. Aquí nunca gana el mejor, aquí siempre pierde el peor. Y es a Tatum, y es a Doncic, y es a Jokic que no se merece el MVP, qué decir de Embiid o de Gobert como defensor, que tendrá sus claras limitaciones pero tratarle de fraude como defensor porque le clavan un triple a ocho metros bien punteado... Igual SGA está tranquilo pensando que tiene buena prensa, pero si estuviera en la final palmando contra los Celtics (que sería lo más normal) sería él el objetivo de toda esta jarfia. Hoy me desayuno con vídeos de Doncic en la burbuja y mensajes en plan "qué le ha pasado a este tío", pues le ha pasado que se ha convertido en aspirante perenne al MVP y ha llevado a un equipo que como tal tiene cuatro meses de vida a las finales con bastante solvencia, pedazo de gilipollas.

    Qué sería hoy día de los Hawks y de Dominique? Lo que nos vendían como un espectáculo (y vaya si lo era) hoy día sería despedazado, el Run TMC? chokeando sin parar, como los Suns que amagan pero no dan, o los Blazers de Drexler, un loser de manual. Imaginaos que esa fuera la información que nos llegara de primeras, y luego ya nosotros nos tuviéramos que buscar las habichuelas para desmentirla. Pues eso es lo que pasa actualmente a quien se quiere acercar a la NBA, por eso creo que la liga tiene un problema muy grave de comunicación.

    No sé qué puede hacer la liga exactamente, desde luego no puede silenciar a todos estos medios, lo único que se me ocurre es que contraataquen con su propio medio de comunicación (que lo tienen) volcando una tonelada de baloncesto sobre toda esta mugre, análisis centrados en el juego que nos cuenten todo lo bueno que hay que hacer para convertir a un equipo que ha dominado su conferencia como los Mavs en carne de 4-0, análisis que expliquen el juego y ensalcen lo bueno (como lo que nos llegaba antes) y sepan descifrar porqué el rendimiento de Doncic baja en el último cuarto (que tampoco es tan difícil) en lugar de soltar mierda sin ton ni son.

    En fin, que debería estar contento porque los Celtics están cerca del anillo, anda que no hay historias que contar sobre ese equipo y cómo han crecido paso a paso en ocho temporadas, pero estoy bastante hasta los huevos de tener que quitar un envoltorio de porquería cada vez que me acerco a la NBA.

  • Buen punto, pero quienes potencian eso? Los que generan contenidos tóxicos o quienes siguen a esos pseudo periodistas/opinadores influencers...

    no sigo tanto el baloncesto NBA actual pero claro habría que ver si realmente la cosa antes se trataba de venderte un producto, que había que adornar cual álbum de cromos de Panini, lo misterioso y desconocido y ahora abunda más la mugre y la polemica para diferenciarse simplemente porque es más barato rápido y fácil de generar un tabloide que el nacional geografic, de los clickbaits vacíos ya ni hablamos

    No acabo de ver en este caso quiénes son los interesados y ganadores en todo esto. Aquí en España antes por ejemplo al hablarte en la seccion Deportes se veía el contenido, que ahora mismo está sujeto a derechos, ni siquiera se habla de resultados o tendencias o rachas de un jugador o equipo

    Ahora, habla mal de los dientes de la burra, que a ver cómo la vendes, es como lo del mercado de rumores de fichajes en verano es todo humo o información de parte y ya no se pone el foco en la noticia o el jugador en si, se sigue al humeador para ver qué nuevas me traeis

    Aquí mismo se dice que no se habla de baloncesto, el contenido genera esta basado en opiniones o directamente jeirerismos...

    Cada cuál es responsable del nivel y calidad del contenido que ofrece y consume, igual que no te interesa que te bombardeen sobre noticias de guerras o conflictos yo procuro no pisar nada que tenga que ver con "política" por ejemplo

    , hay una forma de evitar esos contenidos? No yendo a por ellos. A la mujer que cuidaba a mi madre le pedía que viesen cosas en la 2 o películas no violentas, no caspa de Tele5 o trecetv. Disculpen la analogia

    Yo es que ni uso X, antes Twitter, ni Facebook como mucho YouTube en cosas que busco yo, y el buscar y seleccionar entre lo bueno y la caspa es un trabajo.

    Editado una vez, última vez por corretger (14 de junio de 2024, 14:16).

  • Lo que planteas es tan ingenuo como imposible, y lo digo partiendo de que a nadie le gustaría más que a mí que pasara.

    El cambio del tiempo de equipos de media tabla como los Hawks o los Bucks de los 80, a la actualidad se debe a dos factores tan irreversibles como interrelacionados: la cobertura televisiva y el nivel económico de la liga. La NBA de los 80 tenía dos diferencias fundamentales con respecto a la actual, la primera es que hasta finales de la década la cobertura televisiva a nivel nacional era limitada, y la segunda es que la NBA era una liga de segunda fila en términos económicos. Los aficionados veían uno o dos partidos de los "grandes" a la semana en las cadenas nacionales, y las cadenas por cable eran solo para muy adictos. El resto veían al equipo del estado en las cadenas regionales, y por eso había una especie de doble articulación en la NBA: por un lado veías la final con los Lakers, Celtics o Sixers, y por otro durante la temporada regular y los playoffs veías a "tu" equipo. Por eso tenía sentido que hubiera equipos instalados cómodamente en la digamos clase media: tenían toda la fama y repercusión estatal que querían, y lo único que te pedían "tus" aficionados era que pusieras en pista un equipo digno capaz de jugar un par de rondas de playoffs.

    Eso cambió cuando Reinsdorf empezó a usar su superestación para enviar la imagen de los Bulls a todo el país. En ese momento cambió algo que no tiene vuelta atrás: LA NBA COMPITE CONSIGO MISMA. Ahora todos los aficionados de todo el país podían ver todos los partidos de los Bulls, y se creó una nueva competencia: ¿veo a los Hawks de mi estado, o a los Bulls de Michael Jordan? Por un lado, eso disparó los ingresos de la NBA, pero por otro cambió las reglas del juego. De golpe y porrazo ya nadie se conformaba con ser clase media, ahora o eres candidato al anillo o toca reconstruir. Y con el dinero de la televisión multiplicándose cada año, construir un equipo con aspiraciones cuesta mucho, muchísimo dinero.

    La inversión que supone tener un equipo puntero es mucho más alta, y por tanto la exigencia es mucho más alta. Si me he gastado ochenta millones en esta plantilla, si he pagado tantos miles de dólares por el abono, si me he suscrito al cable para ver los partidos, quiero que ganes. Que ganes muchos partidos, y si no los ganas quiero una explicación de por qué no los ganas; explicación que será por supuesto que eres un inútil. No solo ha desaparecido la clase media en los equipos, también en las estrellas. El all star que se pasaba años en la franquicia metiendo al equipo en playoffs todas las temporadas antes era un histórico del club, hoy es un muerto de hambre al que traspasar a cambio de una elección de primera ronda.

    Todos vivimos a la sombra de Manhattan.

  • Es que lo primero que uno se encuentra al acercarse a la NBA debería ser el álbum de Panini, porque es la realidad, son jugadores estratosféricos.

    En realidad mi post es más una queja, y exponer lo que creo que es un hecho, que proponer una solución. Pongo una pincelada simplona pero no tengo ni de lejos la preparación para saber cómo abordar este problemón. El resto de tu reflexión meej, súper interesante, creo que no tiene mucho que ver con lo que yo he intentado exponer, la cultura del ring or bust tienes esas consecuencias, vale, de hecho si alguien la critica me va a tener en su bando. Pero una cosa es acumular a los buenos en pocos equipos porque los demás están de reconstrucción eterna y otra que no haya nadie bueno, que se está basureando a los dos equipos que han ganado en su conferencia con bastante solvencia, y no es que se pongan estupendos criticando a los jugadores del 8 al 10, están despedazando a Tatum y a Doncic, con revisar la última semana es suficiente. Coño, alguien bueno tiene que haber, no pueden ser todos malos.

    Y mi queja va por ahí, quién se acerque a la NBA ahora lo primero que encuentra es que si pechofrío por aquí, que si gordo por allá. Cuando Tatum sale al gran escenario para que lo despedacen (lesionado, por cierto) tiene 24 años, debuta en las finales con cuatro ECFs a sus espaldas, y ahora vuelve a ellas como pechofrío al que arrastran sus compañeros con 26 y otras dos ECFs. Son seis en ocho temporadas, que no hay tantos ejemplos eh. Por el camino números estratosféricos y actuaciones históricas como el récord de anotación en un séptimo partido, ahí chokeando. Qué imagen es más fácil encontrar si alguien se acerca a la NBA por primera vez en estas finales?

  • El deporte, la NBA, las estrellas, es un reflejo de la sociedad actual.

    Anillo o reconstruccion, heroe o villano, todo cambia de un dia a otro, conmigo o contra mi, pseudoultraconocimiento de individuos con una plataforma de voz muy amplia donde lo viral gana a lo real, polarizacion extrema, no tengo que ganar sino que mi rival pierda, y por tanto me esfuerzo mas en echar mierda que en mejorar...

    Esas dos lineas aplican a la NBA, al futbol, a la política, y a cualquier tema donde uno piense A y el otro B, en un mundo digital y polarizado al extremo.


    Será curioso ver dónde nos lleva esto. A un extremo más al extremo? o ruptura con todo y vuelta a lo zen, a lo local, a lo sencillo?

  • Uno de los problemas que tiene la NBA, y no es un problema para la liga si no para los aficionados que de verdad la siguen a fondo, es que más que ninguna otra liga esta competición esta repleta de casual fans que se ven solo algunos partidos al año, pueden seguir la competición a través de highlights, boxscores y sobretodo, le hacen caso a los relatos y narrativas que venden los periodistas a través de los medios o redes sociales.

    Estos periodistas viven de crear polémicas y hacer ruido, conseguir likes etc y esa parte mayoritaria se ve arrastrada por el odio constante que desprenden esos sujetos debido a un limitado conocimiento real de la ligal al ser un aficionado casual.

    En otros deportes también se ve hate, pero tiene más que ver con el forofismo con los equipos de los que cada uno es fan. En la NBA se centra más en jugadores, y en mi opinión tiene más que ver con ser dirigidos por los periodistas a ello.

    En España lo que hacen es una auténtica vergüenza.

    "Allen Iverson is a genius. Yes, he didn’t get his ring, but he was able to outplay the entire opponent’s team.I think he is the most skilled NBA player of all time" Alexey Shved

    "If you love basketball, you love Temple" Tom Crean

    Editado una vez, última vez por Bias (14 de junio de 2024, 18:53).

  • El problema no hará más que crecer porque si esa forma de hablar de “baloncesto” tiene éxito porque es aceptado por casuals, y a su vez, esa forma de presentar el producto te empuja a ser casual … pues estos vomitadores profesionales son cada vez más rentables.


    No me gusta el término casual porque se utiliza de forma despectiva, y cada uno es dueño de invertir el tiempo y el interés que le dé la gana en su ocio. Pero estoy de acuerdo en que “valida” el modelo de negocio de esta gente.

  • No sé qué puede hacer la liga exactamente, desde luego no puede silenciar a todos estos medios, lo único que se me ocurre es que contraataquen con su propio medio de comunicación (que lo tienen) volcando una tonelada de baloncesto sobre toda esta mugre, análisis centrados en el juego que nos cuenten todo lo bueno que hay que hacer para convertir a un equipo que ha dominado su conferencia como los Mavs en carne de 4-0, análisis que expliquen el juego y ensalcen lo bueno (como lo que nos llegaba antes) y sepan descifrar porqué el rendimiento de Doncic baja en el último cuarto (que tampoco es tan difícil) en lugar de soltar mierda sin ton ni son.

    En fin, que debería estar contento porque los Celtics están cerca del anillo, anda que no hay historias que contar sobre ese equipo y cómo han crecido paso a paso en ocho temporadas, pero estoy bastante hasta los huevos de tener que quitar un envoltorio de porquería cada vez que me acerco a la NBA.

    Muy interesante el mensaje

    Si la NBA volcará una tonelada de análisis centrado en el juego, ¿quiénes leerían o seguirían ese análisis? ¿Acaso aquellos consumidores de "información" que se la tragan con todo y el envoltorio, esos que se dejaron arrastrar por la twitteración y la tiktokización de la vida, aquellos para quienes leer más de 280 carácteres implica un gran esfuerzo o ver un video de más de 3 minutos es una eternidad?

    Me encantaría que la NBA hiciera eso, pero creo que quienes lo seguiríamos (el análisis) seríamos más bien pocos y no podría tapar esa mugre. Lo consumiríamos quienes seguimos la NBA desde los 80's y 90's, es decir, quienes sí leíamos revistas o veíamos programas en los que se destacaba lo bueno de los equipos y de los jugadores. Cuando todavía no permeaba el escribir con morbo o con odio hacia esos mismos jugadores o equipos. Antes de que permeara la crítica negativa total en las notas informativas y periodísticas como ahora.

    Creo que Gonzalo en su nuevo libro (el cual si contiene una tonelada de análisis) trata el tema de manera muy seria y extensa. Voy a poner dos citas (de muchas que podría haber) en donde creo que se ilustra de manera muy clara:

    "...y ahí enfilé la salida del túnel, por pisar por última vez una pista que ardía. Me pegué al vértice donde calentaban los Mavs cuando me sorprendió una mano al hombro.

    -Hey, ¿con quién vas hoy?

    Era un periodista neoyorkino, uno de los desplazados allí la noche del estreno, que podía estar meses sin cruzarte una palabra y hacerse un día el colega, como los malos vecinos. Me encogí de hombros.

    -¿Y tú? -pregunté

    -Yo, con LeBron.

    Me lo quedé mirando los ojos un instante.

    -Pero si llevas semanas poniéndolo a caldo.

    Más bien todo el año, o desde su renuncia a fichar por los Knicks. De hecho su medio pudo ser el más canalla de todos, portadas y juegos de palabras que apenas encubrían el insulto, ventanas y líneas de prioridad en espacios antes reservados a los márgenes de la liga en jornadas valle para el equipo neoyorkino.

    Creo que nunca olvidaré su respuesta.

    -Yo tengo que vender periódicos - y tiró adelante.

    En aquel guiño y media sonrisa cabía todo el cinismo de la profesión..." (pp. 586-587).

    "De vez en cuando hablaba con los compañeros, queridos y gastados, y me contaban cómo andaba la cosa. Y la cosa por lo visto se andaba viciando aprisa en el mundo digital, que tanto prometía en aquel avance de ir hacia atrás. Ellos, nosotros, mucho nos prometíamos, vírgenes de la realidad. El periodista joven, naturalmente a medio hacer, se ve abocado a una encrucijada. Elegir, la verdad, la calidad o la sustancia como le enseñaron, como si cada escrito fuera el último de su vida, u obedecer y callar, integrarse en la cadena de montaje y producción, hacerse producción porque sí. Si elige la primera , raro es que pueda vivir de su devoción. Si elige la segunda podrá hacerlo, y creerá ser periodista..." (pp. 624 y 625).

    Quizá más que un problema de comunicación de la NBA, sea un problema del periodismo contemporáneo y de lo que se consume. No estamos en tiempos de análisis largos e inteligentes u objetivos. Porque eso nadie lo consumirá, parece que estamos en los tiempos en donde el periodismo consiste en volcar un camión de basura sobre los jugadores y hasta meterse con su vida privada.

    Si Jordan tuvo que retirarse por la presión que supuso que hablaran y hablaran de sus actividades extra cancha (hasta donde recuerdo :apuestas, relaciones extramaritales, la muerte de su padre, relaciones con personajes oscuros, etc. o de los episodios morbosos como la vez que le tiró la cena en el avión a Horace Grant), creo que LeBron ha tenido que soportar mucho más. Me llamó mucho la atención una foto que Gonzalo colocó en la página 572 donde se ve a LeBron haciendo sus cosas con normalidad como si estuviera solo. Pero allí se ve también a la hilera de periodistas esperando una señal para empezar a bombardear a James con preguntas muchas de ellas envenenadas (por ejemplo preguntando veladamente sobre esos episodios de su madre o de su esposa con ciertos jugadores). Totalmente asqueroso. Y que mucho del periodismo de la NBA, además de hablar eminentemente de lo negativo también lo hagan de esos otros aspectos de morbo y aunque en muchos casos sean totalmente falsos.

    Quizá otra solución sea sacar un tiempo de nosédonde para ver los partidos directamente, sin el tratamiento periodístico de por medio como le haces en el futbol el cual también se ha visto impregnado por ese tipo de "análisis" resaltando los fallos o hasta con burlas de los analistas. Creo que entre más grande sea el que falló (como Messi), más regocijo en resaltar esas fallas y quizá más clicks en el portal digital que lo promueve.

  • Se puede mantener el mismo formato corto y adaptado a la forma actual de consumir información, pero en lugar de llevar lo negativo a extremos absurdos y FALSOS, sobre todo falsos, se puede destacar lo positivo. Y si no te gusta la NBA, pues busca otra cosa.

    Lo siento, pero yo soy bastante nihilista en este sentido. Lo que empezó, como dice meej, con el seguimiento de esos equipos, ha ido mutando y exagerándose hasta el paroxismo para poder conseguir más audiencia, y las redes sociales y entornos de ahora fomentan el clout chasing de forma generalizada, lo que alenta todavía más esto.

    Ojo, hay gente en Youtube que parece que quiere revertir esa tendencia, he visto peña que se dedica a analizar y dar un giro a las cosas, y honestamente creo que estamos en una época que, si bien no hay dinastías, hay muchos equipos que han podido conseguir un anillo desde la década pasada. Sin embargo, creo que estamos en una situación de minoría los que quieren ir más allá, y luego el modelo de vida que tenemos todos, especialmente los estadounidenses, no ayuda. Si yo estoy trabajando un porrón de horas y tengo que estar atento a todo, al final no estoy atento a nada más que a un resumen bien digerido y mascadito.

    Me gustaría que las cosas cambiasen a mejor porque yo creo que estamos viviendo un momento cojonudo (con sus defectos), pero toda la farándula de influencers y programas de televisión virtiendo sus narrativas, a parte de no ser nuevo, está tan jodidamente gastado que es que no sé si me merece la pena poner el audio del sonido ambiente y p'alante.

  • Se puede mantener el mismo formato corto y adaptado a la forma actual de consumir información, pero en lugar de llevar lo negativo a extremos absurdos y FALSOS, sobre todo falsos, se puede destacar lo positivo. Y si no te gusta la NBA, pues busca otra cosa.

    Parece que lo negativo vende más, da igual que sea falso...

    Indignarse o insensibilizarse: El ciclo de la violencia viral
    El análisis de Leila Nachawati
    blogs.publico.es
    Cita

    El canal que ofrece estos contenidos (y formaciones para crear contenidos similares) no inventa nada nuevo, pero sí concentra uno de los filones de las principales plataformas digitales: un visionado, un click, un compartido a cambio de una emoción, positiva o negativa. Sobre todo negativas, porque, como alertan hace ya tiempo analistas de internet y nuevos medios, la indignación es central al propio diseño de las plataformas digitales, lo que más engagement genera y nos mantiene pegados a la pantalla.