• Cita de JoMeSa

    Evidentemente.

    De todos modos no entiendo esa sucia insinuación cuando el que ha traído la noticia has sido tú para apuntalar el más que previsible cambio una vez consigan las mayorías suficientes.

    Que habrías pensado si lo hubiera enlazado yo. ¿Me habrías catalogado como poseedor del carnet VIP del PP?

    Algunos sois incapaces de ver que hay gente a la que de verdad nos importan una mierda todos los partidos.

    ¡Que sensible!

    Tranquilo, que por colgar una noticia no te voy a pasar a VIP del PP.

    ¿Insinuas que tu sí has pensado que soy de un partido por colgar una noticia ?

    Y eso que la noticia encajaba con lo que tu defiendes, que si no...

    Pero si yo soy como metalin, algunos días vengo del súper y pongo la sexta.

  • Bruselas apremia a España para resolver la renovación del CGPJ antes de julio

    El ministro de Presidencia, Félix Bolaños, se reúne en Bruselas con el comisario de Justicia, Didier Reynders, y con la vicepresidenta Věra Jourová. La Comisión espera ver resuelta la cuestión antes de que España asuma la presidencia de la UE el 1 de julio.

    La Comisión Europea quiere que España resuelva de una vez la disputa sobre la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), pendiente desde diciembre de 2018, y espera que el país pueda mostrar “resultados” en la materia antes de que asuma la presidencia de turno del Consejo de la Unión Europea el próximo 1 de julio, han dicho fuentes comunitarias este lunes, tras la reunión en Bruselas del ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, con varios comisarios europeos.

    Aunque no se han impuesto “plazos” concretos en las reuniones de Bolaños con los responsables europeos, el Ejecutivo europeo considera “deseable” que el asunto se resuelva en los próximos meses, señalan fuentes comunitarias. Con una fecha muy concreta en mente: “Apreciaríamos mucho que se arreglara antes de la presidencia” española de la UE y desde la Comisión se está “empujando” para ello, subrayan las fuentes. Por esas mismas fechas, recuerdan, debe publicarse el nuevo informe sobre el Estado de derecho que, en julio del año pasado, dio un fuerte tirón de orejas a España en la materia. Desde entonces, la posición de Bruselas no ha cambiado, ha recordado también este lunes el portavoz de la Comisión para Justicia, Cristian Wigand. “Nuestra posición es muy conocida: es importante proceder con la renovación del CGPJ como prioridad y, después, lanzar un proceso de reforma del sistema de nombramientos”, ha recordado en la rueda de prensa diaria del Ejecutivo europeo.


    Este ha sido uno de los principales asunto, junto a la presidencia española de la UE, que ha tratado Bolaños este lunes con la vicepresidenta de la Comisión, Věra Jourová, y con el comisario de Justicia, Didier Reynders, este último muy cuestionado por el Gobierno español, que lo ve “parcial” y alineado con las tesis del PP que sigue bloqueando la renovación del órgano de los jueces desde hace ya cuatro años.

    El Gobierno español había adelantado que Bolaños viajaba a Bruselas con la intención de explicar el acuerdo que se había alcanzado en octubre con el PP para renovar el CGPJ y que se frustró en el último momento por la negativa del líder popular, Alberto Núñez Feijóo, a ratificarlo, informa Efe.

    Según el portavoz de la Comisión, pese a los constantes tropiezos, el Ejecutivo europeo seguirá alentando el diálogo para hallar una solución que, eso sí, debe surgir de España, no de Bruselas.

    “Nosotros siempre somos optimistas y estamos abiertos al diálogo, nuestras puertas están abiertas”, ha dicho Wigand al respecto. “Es importante continuar con las discusiones, nuestra posición es clara y seguimos disponibles para apoyar un diálogo fluido, pero la solución debe ser encontrada en España”, ha recalcado.

  • Un vocal progresista quiere forzar la dimisión en bloque del CGPJ
    Fuentes del sector mayoritario, que ahora mismo aglutina a 11 vocales, califican la iniciativa de Cuesta como un "despropósito"

    El vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) Álvaro Cuesta, exdiputado del PSOE, pretende plantear en el Pleno del próximo jueves la dimisión en bloque de todos los consejeros para forzar la renovación del órgano de gobierno de los jueces, en funciones desde 2018 por la falta de acuerdo entre el Gobierno y el PP para su relevo.

    Así lo confirman fuentes de la institución, que apuntan sin embargo que Cuesta no cuenta por ahora con el respaldo mayoritario del grupo progresista, una posición sobre la que no obstante se pronunciarán en una reunión prevista para hoy mismo. La maniobra del vocal se produce horas después de que trascendiera que la también consejera progresista Concepción Sáez, elegida a propuesta de IU, ha presentado su dimisión al presidente del CGPJ, Rafael Mozo. Según esas mismas fuentes, Mozo está notablemente molesto por el hecho de que haya salido a la luz la intención de Sáez de renunciar al cargo, que él como presidente del Consejo debe aceptar, una decisión que le trasladó personalmente por carta el pasado día 13, emplazándole el presidente en funciones (asumió el cargo tras la dimisión de Carlos Lesmes en octubre del pasado año) a que planteara la cuestión en la próxima sesión plenaria.

    Fuentes del sector mayoritario, que ahora mismo aglutina a once vocales, califican la iniciativa de Cuesta como un "despropósito" e insisten en que "los órganos constitucionales se renuevan por los mecanismos legales establecidos, y no por vías de hecho".

    Mozo debe aceptar la renuncia
    Además, hacen hincapié en que la propia exposición de motivos de la Ley 4/2021 -que impulsó el Gobierno de Pedro Sánchez para impedir al CGPJ hacer nombramientos judiciales mientras esté en funciones, forzando así al PP a negociar su renovación (un propósito que ha devenido estéril y que ha acarreado ya 75 vacantes sin cubrir en la cúpula judicial, una veintena de ellas en el Tribunal Supremo)- estipula que al permitirle en todo caso que siga ejerciendo las facultades "indispensables para el gobierno y buen funcionamiento de juzgados y tribunales" se garantiza "que no se produzca una parálisis en su funcionamiento".

    El artículo 582 de la Ley Orgánica del Poder Judicial estipula que los vocales del CGPJ sólo cesarán en sus cargos "por el transcurso de los cinco años para los que fueron nombrados, así como por renuncia aceptada por el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial" (dos cargos sobre los que, desde la dimisión de Lesmes, existe una bicefalia, pues Mozo preside el Consejo mientras que el magistrado Francisco Marín preside el Supremo, también de forma provisional). El cese también se produce "por incapacidad, incompatibilidad o incumplimiento grave de los deberes del cargo, apreciadas por el Pleno del Consejo General del Poder Judicial mediante mayoría de tres quintos".

    "Irreversible degradación"
    En la carta remitida por Sáez al presidente del Consejo del Poder Judicial, adelantada por elDiario.es, la vocal progresista justifica su decisión en la "insostenible" situación que vive el CGPJ, que arrastra ya más de cuatro años en funciones, una situación inédita en la institución, un horizonte que, además, no tiene visos de despejarse en beneficio de una renovación en pleno año electoral, con los comicios municipales y autonómicos a la vuelta de la esquina y la convocatoria de las generales prevista para finales de 2023.

    Sáez califica este escenario de "radical y puede que ya irreversible degradación" para la institución, y en este contexto considera "inútil jurídica y políticamente" su continuidad en el cargo.

    La asociación Juezas y Jueces para la Democracia (JJpD) ha reclamado insistentemente la dimisión en bloque de los vocales que ahora quiere poner sobre la mesa Cuesta. La última vez, el pasado 4 de marzo, cuando a través de un comunicado instó a los consejeros a renunciar a sus cargos ante lo que considera "un Consejo inoperante, caducado y arruinado en su crédito de confianza". "Les pedimos que se vayan para facilitar la vuelta a una normalidad a la que, por lejana que sea en el tiempo, no podemos renunciar. Dimitan por ustedes. Dimitan por los ciudadanos. Dimitan por la institución a la que alguna vez sirvieron", exigió la asociación progresista al hilo de la enésima petición de la Comisión Europea a España para renovar con carácter urgente el órgano de gobierno de los jueces.

  • La última excusa, ahora no importa lo que ellos mismos pidieron;

    "El PP resta relevancia ahora a la mediación de la UE para renovar el CGPJ: “Reynders no es lo importante, lo importante es Bolaños”
    Los populares ponen el acento en el cambio de sistema mientras que el PSOE exige un acuerdo “pronto” y recalcan que el formato de la negociación fue el “elegido” por el PP

    Alberto Núñez Feijóo exigió el pasado diciembre a Pedro Sánchez, durante el último encuentro en privado entre el jefe de la oposición y el presidente del Gobierno, que la Comisión Europea desempeñara un papel de mediadora como condición sine qua non para negociar la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el órgano de gobierno de los jueces, bloqueado desde hace más de cinco años. El líder del PP acudió a esta fórmula para reengancharse a la negociación tras la última ruptura argumentando que no podía fiarse del Gobierno. El comisario de Justicia, Didier Reynders, asumió el rol de juez entre las partes pero, tras el anuncio de que adelantará su excedencia diez días para aspirar a la Secretaría General del Consejo de Europa, el PP resta importancia a esa tarea de intermediación, que en adelante ejercerá la vicepresidenta comunitaria Vera Jourová.

    Los populares dejan ahora en un segundo plano el papel que juega el mediador de la Unión Europea. “Reynders no es lo importante, lo importante es Bolaños. Estamos a un tuit de que haya un acuerdo”, enfatizan fuentes de la dirección del PP, para indignación de los negociadores del PSOE. De hecho, Ferraz insiste en que están “negociando con el formato elegido por el PP, el mediador elegido por el PP y los plazos asumidos por el PP”, censuran fuentes de la dirección del PSOE. “No hay excusas o dilaciones posibles”, aseguran.

    El tuit al que aluden en el gabinete de Feijóo pone la piedra sobre el tejado de Félix Bolaños. Los populares piden al ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Justicia un anuncio público y de compromiso férreo por parte del Gobierno para cambiar el sistema de elección de los vocales del CGPJ. “El PP no se va a mover”, insisten fuentes de la cúpula popular. Mientras La Moncloa no asuma esa condición, los populares aseguran que nada sirve la figura del mediador, pese a la exigencia expresa de Núñez Feijóo. Génova se dirigió en un primer momento a Reynders para “convencer” a los socialistas sobre esa modificación legislativa, que es un asunto sobre el que el ministro Bolaños defiende estar alineado con la posición comunitaria. “Lo que dice la Comisión, que es la posición del Gobierno de España, es que hay que renovar ya, con carácter urgente el Consejo General del Poder Judicial”, afirmó el ministro en marzo. “Y, acto seguido, iniciar un proceso de diálogo para buscar los mejores estándares en relación con los vocales jueces del Consejo. Esa es la posición del Gobierno de España y de la Comisión Europea”, concluyó.

    La ley establece desde 1985 que el Congreso y el Senado eligen a los 20 vocales del Consejo. Los 12 vocales jueces son seleccionados por ambas cámaras de una lista que proporcionan los propios jueces a través de la recogida de avales o de las propuestas de las asociaciones judiciales. El PP reclama que esos 12 vocales del CGPJ sean designados directamente por los miembros de la carrera judicial, quitándole así todo poder decisorio al Parlamento. “Nos hemos comprometido a negociar. Si hay voluntad real de acordar los dos aspectos, debería haber posibilidades”, afirmó este lunes el portavoz de Partido Popular, Borja Sémper, en rueda de prensa. Los “dos aspectos” suponen tanto la renovación pactada de los vocales entre ambas partes con el sistema actual, como el acuerdo sobre la nueva fórmula pero con unos plazos tasados. “Queremos una garantía de que es la última vez”, advierten desde el entorno de Feijóo. “Ahora dicen ‘ya lo iremos viendo”, agregan.

    Hay fuentes gubernamentales que creen que al PP le puede pasar en este asunto como con la petición que hicieron a la Comisión de Venecia para que tomara partido en la ley de amnistía. El órgano consultivo del consejo avala el espíritu de la norma, pero critica entre otras cuestiones su trámite de urgencia. Las principales asociaciones de jueces, conservadora y progresista, hicieron la semana pasada un llamamiento para que se alcance un acuerdo y, en los últimos días, el Gobierno y el PSOE han redoblado la presión sobre los populares con el argumento de que la situación de la justicia es insostenible. “El PP bloquea la Constitución. Volvería a hacer un llamamiento a la responsabilidad. Mucha intención [en renovar], no tienen”, criticó este lunes la portavoz del PSOE, Esther Peña, en rueda de prensa, informa Manuel Viejo. ”Agradecemos que la Comisión Europea haya comunicado que continúa en su papel de mediadora para renovar el CGPJ. Estamos negociando con el formato elegido por el PP, el mediador elegido por el PP y los plazos asumidos por el PP. Esperamos cerrar un acuerdo muy pronto que ponga fin a esta crisis”, aseveraron fuentes de la dirección socialista.

    El Gobierno de Mariano Rajoy aprobó en 2013, tres años después de las recomendaciones dadas por el Consejo de Europa para avanzar en la despolitización de la justicia, una reforma del Poder Judicial que mantuvo en manos del Parlamento la elección de los 20 vocales. En cualquier caso, Reynders pide a España “renovar” primero y “reformar” después. En octubre de 2022, el acuerdo para desbloquear el Poder Judicial tras la llegada de Feijóo a Génova estaba prácticamente cerrado. Según el PP, faltaban algunos flecos como la redacción final de la proposición de ley por la que el Congreso ordenaba al nuevo CGPJ que en seis meses debía elaborar un informe no vinculante sobre el nuevo método de elección de los vocales para que los jueces ganaran peso en el sistema. Aquel acuerdo saltó por los aires según los populares por la inminente reforma de los delitos de malversación y sedición en el Código Penal, como una justificación más de la larga ristra de excusas aducidas por el PP.
    Empiezan las comparecencias en el Senado

    El recurso al comisario de Justicia por parte del PP no se limita a la negociación del CGPJ. Este martes arrancan el la Comisión conjunta de Constitucional y Justicia del Senado las comparecencias de expertos jurídicos solicitadas por la ley de amnistía y, en un primer momento, los populares planearon llamar a la Cámara alta a Reynders, pero terminaron por descartar esa baza precisamente por su labor de mediación entre el Gobierno y el PP y porque tendría que renunciar pronto a su cargo, como ha ocurrido este lunes. Las ocho personas propuestas por la formación de Feijóo para opinar en contra de la medida de gracia son finalmente juristas y catedráticos de Derechos del ámbito jurídico español."

    https://elpais.com/espana/2024-04…es-bolanos.html

    Consecuencias;

    ..."La situación del órgano de gobierno de los jueces, una institución de rango constitucional, es desoladora: reducido a 16 de los 21 miembros que establece la ley, en medio de un creciente desgobierno interno, con una mayoría de 10 vocales propuestos por el PP en tiempos de la mayoría absoluta de Mariano Rajoy y que hoy actúan como mera correa de transmisión del partido para servir de ariete judicial en la estrategia de oposición sin cuartel al Gobierno de coalición.

    Feijóo tuvo hace año y medio en su mano dar luz verde a un acuerdo con el Gobierno que ya estaba cerrado. Se echó atrás por las presiones de los radicales de su partido, alentadas por medios de comunicación afines. Ahora, fracasadas sus aspiraciones de Gobierno tras las elecciones generales del 23-J, parece cómodo prolongando la parálisis, contra lo establecido en la Constitución y pese a las reiteradas advertencias de la UE y las quejas de los propios jueces.

    El cálculo político del PP deteriora la democracia en España, pero además está afectando seriamente al propio funcionamiento de la justicia, con el correspondiente perjuicio para los ciudadanos. Los principales órganos judiciales del país acumulaban a principios de año un total de 94 vacantes (25 de ellas en el Tribunal Supremo) porque el Consejo General del Poder Judicial en funciones no tiene la capacidad de hacer nombramientos discrecionales.

    Tras más de un lustro de obstruccionismo y con tres elecciones de enorme relevancia entre abril y junio, la actitud del PP permite intuir que se niega sine die a permitir con sus votos la renovación del órgano. Pese a ello, con mayor urgencia hay que instar a la responsabilidad a quienes tienen en sus manos, y Feijóo el primero, solucionar de una vez un daño tan grave a la democracia española."

    https://elpais.com/opinion/2024-0…o-del-cgpj.html

  • en 2004 empezó este post,esta reforma es peor que la de la sagrada familia,20 años para renovar el poder judicial y bruselas diciendo cosas y que si quieres arroz catalina

    :todos a botar::todos a botar::todos a botar:

    Me han nombrado Comandante General.
    Conozco sobre el mundo vegetal,mineral y animal.
    Me sé los reyes de Inglaterra y puedo citar todos los hechos de la tierra.
    Además de teoremas manejo muchos otros temas.
    Solo la mente obtusa calcula mal la hipotenusa.